224 Aquellos que no aceptan la verdad no son dignos de la salvación

Al oír la palabra de vida y la verdad,

puedes pensar que una sola palabra

cuadra de entre cada diez mil

con tus ideas y con la Biblia, la Biblia,

en esa palabra debes buscar.

Dios aconseja humildad,

que no seas arrogante, que no te exaltes.

¿No eres indigno de Su salvación

al no aceptar una verdad tan clara?

¿No eres tú quien carece de la suerte

de volver frente al trono de Dios,

de volver frente al trono de Dios?

Con tan pobre reverencia hacia Dios mayor luz conseguirás.

Si examinas estas palabras,

verás si son la verdad, si son la vida.

No condenes a ciegas Sus palabras

por los falsos Cristos en los últimos días.

Contra el Espíritu Santo no blasfemes

porque temes que te engañen.

¿No eres indigno de Su salvación

al no aceptar una verdad tan clara?

¿No eres tú quien carece de la suerte

de volver frente al trono de Dios,

de volver frente al trono de Dios?

Tras tanto estudiar e investigar,

si todavía piensas que esas palabras no son

la verdad, el camino o la expresión de Dios,

castigado serás, tus bendiciones perderás.

¿No eres indigno de Su salvación

al no aceptar una verdad tan clara?

¿No eres tú quien carece de la suerte

de volver frente al trono de Dios,

de volver frente al trono de Dios?

Adaptado de ‘En el momento que contemples el cuerpo espiritual de Jesús, Dios ya habrá vuelto a crear el cielo y la tierra’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 223 Tu actitud respecto a la verdad es vital

Siguiente: 225 El origen de por qué los fariseos se oponían a Jesús

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

Capítulo 17

En verdad, todas las declaraciones que salen de la boca de Dios son desconocidas para los seres humanos; son un lenguaje que las personas...

Apéndice: Capítulo 1

Lo que os pido que hagáis no es la teoría vaga y vacía de la que hablo, tampoco es inimaginable para el cerebro del hombre ni inasequible...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp