1034 La esencia de Cristo es el amor

La esencia de Cristo es el amor por la humanidad; con respecto a quienes lo siguen, es amor ilimitado. Si Él no tiene amor o misericordia, las personas no serían capaces de seguirlo hasta el tiempo presente.

1 En la obra que Dios hace para la humanidad, durante el tiempo de Su encarnación, Su esencia más aparente y prominente es el amor, la tolerancia ilimitada. De no ser amor, sino que Dios destruyera a las personas como vosotros imagináis; al hablar destrucción, las personas serían destruidas, y al hablar de odio por las personas, serían castigadas, malditas, juzgadas, y escarmentadas, ¡sería muy grave! Si Él se enojara con las personas, ellas temerían y temblarían, y no serían capaces de mantenerse en pie ante los ojos de Dios... Esto no es más que un método para expresar el carácter de Dios y, al final, Su propósito sigue siendo la salvación. Su amor discurre por todas las revelaciones de Su carácter.

2 Durante la obra en el tiempo de la encarnación, lo que más se ha revelado para las personas es el amor. ¿Qué es la paciencia? La paciencia es tener piedad, porque contiene amor, y Su propósito sigue siendo salvar a las personas. Dios es capaz de tener piedad de las personas, porque tiene amor. Si Dios sólo sintiera odio e ira, y sólo hubiera juicio y castigo, sin amor, la situación no sería la que veis ahora ni estaríais en buenas situaciones. ¿Os proveería Él la verdad? Las personas serían malditas después de ser castigadas y juzgadas, y después sufrirían calamidades. ¿Cómo seguiría estando esta humanidad ahora?

3 El odio, la ira y la justicia de Dios se expresan sobre la base de la salvación de este grupo de personas. El amor y la misericordia, así como la enorme paciencia, también están contenidos en estos caracteres. Este odio conlleva el sentido de no tener otra opción, ¡incluye una preocupación y una anticipación sin límites por la humanidad! El odio de Dios va dirigido contra la corrupción de la humanidad, contra la rebeldía y los pecados de la humanidad; es unilateral, y está establecido sobre la base del amor. Sólo puede haber odio cuando hay amor. El odio de Dios hacia la humanidad es diferente de Su odio hacia Satanás, porque Dios salva a las personas, y no a Satanás.

Adaptado de ‘El verdadero amor de Dios por la humanidad’ en “Registros de las pláticas de Cristo”

Anterior: 1033 Con un corazón herido Dios ama al hombre

Siguiente: 1035 Todo lo que Dios hace por el hombre es sincero

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro