474 Cuando entregas tu corazón a Dios

I

Para amar y creer en Dios,

el hombre debe tocar Su Espíritu con corazón, con corazón,

para complacer a Dios.

El hombre debe dedicarse a la palabra de Dios con el corazón,

para que el Espíritu, el Espíritu de Dios lo conmueva.

Si la gente no le da el corazón a Dios cuando cree en Él, en Él,

si no asumen la carga de Dios,

lo engañan, practican religión en todo lo que hacen.

No puede recibir el elogio de Dios.

Cuando das tu corazón a Dios,

puedes entrar más profundamente,

tener una mayor comprensión;

y entenderás más claramente tus debilidades y defectos,

deseoso de hacer la voluntad de Dios,

activos, no pasivos, al entrar.

Esto muestra que eres una persona correcta.

II

Si entregas tu corazón a Dios,

y puedes guardar silencio ante Él, ante Él,

el Espíritu Santo te usará, y te iluminará.

El Espíritu Santo compensará lo que te falta.

Cuando le das tu corazón a Dios,

tu espíritu entenderá cada leve movimiento

y cada iluminación de Dios.

Aférrate a esto, entrarás al camino correcto

para que te perfeccione Dios.

Cuando no das tu corazón a Dios,

tu espíritu se atonta y se adormece.

Alguien así nunca entenderá las palabras de Dios

ni tendrá una relación normal con Él;

y su carácter no cambiará.

Cambiar el carácter es dar el corazón por completo a Dios,

y recibir la iluminación de todas las palabras que ha dicho Dios.

Cuando das tu corazón a Dios,

puedes entrar más profundamente,

tener una mayor comprensión;

y entenderás más claramente tus debilidades y defectos,

deseoso de hacer la voluntad de Dios,

activos, no pasivos, al entrar.

Esto muestra que eres una persona correcta.


Adaptado de ‘Es muy importante establecer una relación adecuada con Dios’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior : 450 Rechazar a Cristo de los últimos días es blasfemar contra el Espíritu Santo

Siguiente : 451 Lo que la obra y las palabras de Dios aportan a la humanidad es todo vida

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

Dios mismo, el único III

La autoridad de Dios (II)Hoy continuaremos con nuestra enseñanza sobre el tema de “Dios mismo, el único”. Ya hemos tenido dos enseñanzas...

58. Hay gran felicidad en la honestidad

Una vez que hube entendido los principios asociados con ser una persona honesta, comencé a tratar de poner esos principios en práctica. En mis tratos con los demás, conscientemente traté de no ser astuto ni adivinar ni ponerme en guardia. Cuando tuve éxito, me sentí particularmente libre y liberado.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro