971 El hombre crece bajo la protección de Dios

1 Siempre que Satanás corrompe al hombre o le inflige un daño desenfrenado, Dios no echa a un lado, ni hace la vista gorda a aquellos que Él ha elegido. En cambio, sin llamar la atención, Dios hace todo lo necesario. Ha escogido una familia para ti, también elige entonces la fecha en la que nacerás. Dios te observa mientras naces y llegas al mundo llorando, te ve cuando pronuncias tus primeras palabras, cuando tropiezas y das tus primeros pasos, cuando aprendes a caminar… En el proceso de maduración, tal vez te encuentres con muchas cosas que no te gustan, como enfermedades y frustración. Sin embargo, al caminar por esta senda, tu vida y tu futuro están estrictamente bajo el cuidado de Dios. Vives bajo la mirada de Dios, creciendo, madurando.

2 Lo más importante que Dios hace es garantizar tu seguridad, garantizar que no seas devorado por Satanás. Todos los individuos se han encontrado en muchas situaciones peligrosas y se han enfrentado a muchas tentaciones. Esto se debe a que Satanás está a tu lado, con sus ojos constantemente fijos en ti. Cuando la catástrofe te golpea, Satanás se deleita en ello; cuando las calamidades caen sobre ti, cuando te enredas en su telaraña, Satanás disfruta mucho de tales cosas. Pero Dios está protegiéndote a cada momento que pasa, alejándote de una desgracia tras otra y de un desastre tras otro. Así que todo lo que el hombre tiene —paz, gozo, bendiciones y seguridad personal— está bajo el control de Dios; Él decide el destino de cada individuo.

3 Él lleva a todo el mundo de la mano, te cuida en cada momento que pasa y jamás ha abandonado tu lado ni por un instante. Dado que las personas crecen en este tipo de entorno y con esta clase de antecedentes, los seres humanos crecen en la palma de la mano de Dios. Estas cosas que Dios hace traen bendiciones, paz y gozo al hombre; después viven delante de Dios y aceptan Su salvación con razonamiento y pensamiento normales. Dios es fiel, y Él es sincero en todo lo que hace. Él es el único con el que la gente puede contar; Él es el Dios al que la gente puede confiar sus vidas y todo lo que tiene.

Adaptado de ‘Dios mismo, el único VI’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 970 Es muy importante comprender la esencia santa de Dios

Siguiente: 972 Dios guía la vida del hombre constantemente

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro