685 Mantente firme a lo que el hombre debe hacer

Ofrecer una virgen pura y un sagrado cuerpo espiritual,

es mantener un corazón de sinceridad enfrente de Dios.

Para la humanidad, poder ser sinceros a Dios es la pureza.

La obra del Espíritu Santo tiene una regla:

El hombre buscará con toda la fuerza del corazón,

no dudar de las acciones de Dios, siempre mantener su deber.

Solamente así se alcanza la obra del Espíritu Santo.

Este camino es verdad ya lo sabes,

debes seguirlo hasta el final, mantén tu devoción a Dios.

Ya que has visto que Él mismo vino a perfeccionarte a la tierra,

le deberías entregar tu corazón.

Sin importar lo que Él haga, aunque tu resultado sea malo,

aún puedes siempre seguirlo a Él.

Esto es mantener la pureza.

En cada paso de la obra de Dios,

la humanidad debe tener enorme fe, y debe buscar frente a Dios.

Sólo por la experiencia

puede la gente hallar la belleza de Dios,

ver cómo obra el Espíritu Santo.

Si tú no experimentas, si no sientes tu camino así,

si no buscas, no obtendrás nada.

Por la experiencia verás los actos de Dios

y cuán maravilloso, cuán insondable Él es.

Este camino es verdad ya lo sabes,

debes seguirlo hasta el final, mantén tu devoción a Dios.

Ya que has visto que Él mismo vino a perfeccionarte a la tierra,

le deberías entregar tu corazón.

Sin importar lo que Él haga, aunque tu resultado sea malo,

aún puedes siempre seguirlo a Él.

Esto es mantener la pureza.

Cumple el deber de una criatura,

sin importar cómo sea el resultado,

busca amar y conocer a Dios,

no te quejes de la forma que Dios te trate.

Adaptado de ‘Debes mantener tu lealtad a Dios’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 684 Todos los que busquen a Dios con sinceridad pueden alcanzar Sus bendiciones

Siguiente: 686 Solo quienes alcancen la salvación de Dios son seres vivientes

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

15. Esta es una persona verdaderamente buena

No sólo los que las personas ordinarias describen como ‘hombre sumiso’ no tienen ningún sentido de justicia, tampoco tienen metas en la vida. Son meramente personas que nunca quieren ofender a nadie, así que, ¿qué valen? Una persona verdaderamente buena es indicio de alguien que ama las cosas positivas, alguien que busca la verdad y anhela la luz, alguien que puede discernir el bien del mal y que tiene las metas correctas en la vida; sólo a esta clase de persona ama Dios.

49. Una forma de vivir maravillosa

Dios dijo: “Por fuera, parece que estás poniendo en práctica la verdad, pero en realidad, la naturaleza de tus acciones no muestra que lo estés haciendo. Muchas personas tienen ciertas conductas externas, y creen: ‘Yo estoy poniendo en práctica la verdad […]’. Pero Dios dice: ‘No reconozco que estés poniendo en práctica la verdad’”.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp