795 ¿Cómo pudo Job venerar a Dios?

I

Job no había visto a Dios

ni lo había escuchado enseñar, ¡oh no!

Pero Dios apreciaba su corazón

más que a la gente que sólo alardeaba.

Hablaban de sacrificios y profundas teorías;

nunca conocieron de verdad a Dios,

y nunca temieron de verdad a Dios.

¿Cómo pudo Job venerar a Dios?

Su puro corazón no se escondía de Él.

Su humanidad era honesta y generosa.

Job amaba la justicia y la bondad.

Sólo un hombre así podía seguir a Dios,

temer a Dios y evitar el mal.

¡Ese era Job, ese era Job!

II

Un hombre así podía ver la soberanía,

el poder y la autoridad de Dios,

podía obedecer la soberanía y las disposiciones de Dios.

Sólo un hombre así podía alabar Su nombre,

ya que nunca buscó la bendición de Dios,

nunca se fijó en si Dios desataría desastres.

Job sabía que la mano de Dios lo controla todo

y que preocuparse es un signo de la idiotez,

la ignorancia, irracionalidad,

y las dudas del hombre sobre la soberanía de Dios,

un signo de no reverenciar a Dios.

Eso que Job sabía era justo lo que Dios quería de él.

¿Cómo pudo Job venerar a Dios?

Su puro corazón no se escondía de Él.

Su humanidad era honesta y generosa.

Job amaba la justicia y la bondad.

Sólo un hombre así podía seguir a Dios,

temer a Dios y evitar el mal.

III

Job no había vivido la obra de Dios,

no había visto Su rostro ni oído Su palabra.

Su actitud hacia Dios

se debía a su humanidad y a su búsqueda,

que las personas hoy en día no tienen.

Dios dijo: "no hay nadie más perfecto

y honesto que Job en la tierra".

¿Cómo pudo Job venerar a Dios?

Su puro corazón no se escondía de Él.


Adaptado de ‘La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo II’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior : 794 Los hechos justos de Job derrotaron a Satanás

Siguiente : 796 Sólo quienes conocen a Dios pueden dar testimonio de Él

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

23. No encuentres nuevos trucos cuando sirvas a Dios

Fue en la revelación de Dios que finalmente reconocí mi propia naturaleza satánica de arrogancia e imprudencia: No tenía una pizca de reverencia delante de Dios, no era obediente en lo absoluto. Al mismo tiempo me di cuenta que la mente humana es un pozo de agua fétida.

¿Existe la Trinidad?

Después de que la verdad de Jesús hecho carne se materializara, el hombre creyó esto: que no es sólo el Padre en el cielo, sino también el...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro