Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

957 Cómo mide Dios los cambios en el carácter de las personas

1 Una transformación del carácter no se produce de la noche a la mañana ni significa que puedas poner la verdad en práctica en cada entorno después de haberla entendido. Esto implica la naturaleza del hombre. Muchas personas tienen ciertas conductas externas, y creen: “Yo estoy poniendo en práctica la verdad. ¿Acaso no estoy cumpliendo con mis deberes ¿No renuncié a mi familia y a mi trabajo? ¿No estoy poniendo en práctica la verdad al cumplir con mis deberes ?”. Pero Dios dice: “No reconozco que estés poniendo en práctica la verdad”. ¿Qué es esto? Esto es un tipo de conducta. Hablando seriamente, podrías ser condenado por ello; no será alabada ni conmemorada. Hablando con mayor seriedad aún, al analizarlo minucionsamente, estás haciendo el mal, tu conducta se opone a Dios.

2 Desde fuera, no estás interrumpiendo, molestando ni dañando nada, ni violando verdad alguna. Parece que lo que estás haciendo es lógico y razonable, pero estás haciendo el mal y te estás resistiendo a Dios. Por tanto, deberías recurrir a la fuente tal como Dios ha exigido, para ver si hay algún cambio en tu carácter o si has puesto la verdad en práctica. No se trata de ajustarse a las imaginaciones y a las opiniones del hombre ni a tus preferencias personales. Más bien, Dios es quien dice si te estás conformando a Su voluntad; Dios es quien dice si tus acciones contienen verdad y si llegan o no a cumplir con Sus estándares. Compararte a lo que Dios exige es el único camino correcto.

Adaptado de ‘Lo que debes saber sobre cómo transformar tu carácter’ en “Registros de las pláticas de Cristo”

Anterior:Es probable que desafíes a Dios cuando le haces exigencias

Siguiente:Los cambios de carácter sobre todo se deben a cambios en la naturaleza