Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

`

16. Te dejo vivir en mi corazón para siempre

I

Me acompañas por las temporadas.

Al mirar Tu soledad, acumula dolor mi corazón.

Nunca he calmado Tu tristeza ni me preocupé por Tu soledad;

una y otra vez me enfrento Tu sinceridad, soy tan terca.

Siempre llora Tu corazón, y siempre te defraudo yo;

sólo cuando soy castigada, me doy cuenta un poco.

Aunque estoy a Tu lado, no puedo llevar Tu carga.

No muestro buen juicio al no entender Tus dificultades.

II

Por deseos y carne, olvido la verdad y moralidad.

Cuando llena de remordimiento, ya he roto Tu corazón.

Ni dolor puedo sentir por la amargura de Tu pesar.

Gimiendo con dolor en corrupción, mi codiciosa mano extiendo.

¿Quién es consciente y sensato

para compartir Tus preocupaciones?

Tu corazón amable, Tu amor precioso y verdadero.

¿Quién podría ser más hermoso y honorable que Tú?

Estaré contigo siempre y no me alejaré.

Por siempre a Tu lado, y no me alejaré.

Tu corazón amable, Tu amor precioso y verdadero.

¿Quién podría ser más hermoso y honorable que Tú?

Estaré contigo siempre y no me alejaré.

Por siempre a Tu lado, y no me alejaré.

Que se refleje la alegría y el placer en Tu rostro,

te dejo vivir en mi orazón para siempre.

Que se refleje la alegría y el placer en Tu rostro,

te dejo vivir en mi corazón para siempre,

vive en mi corazón por siempre.

Anterior:Preséntate ante Dios a menudo

Siguiente:No descansaré hasta ganar a Dios

También podría gustarte