Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

727 ¿Qué ocurrirá si huyes del juicio de Dios?

1 Quizás dirías que si no tuvieras fe en Dios no sufrirías este tipo de castigo o juicio. Pero deberías saber que sin fe, no sólo serías incapaz de recibir esta clase de castigo o de cuidado del Todopoderoso, sino que perderías para siempre la oportunidad de ver al Creador. No conocerías nunca el origen de la humanidad y nunca comprenderías el sentido de la vida humana. Incluso si tu cuerpo muriera y tu alma partiera, seguirías sin entender todos los hechos del Creador. Y mucho menos llegarías a saber que Él hizo tan gran obra en la tierra después de hacer a la humanidad.

2 Como miembro de esta humanidad que Dios hizo, ¿estás dispuesto a caer incomprensiblemente así en las tinieblas y sufrir el castigo eterno? Si te separas del castigo y del juicio de hoy, ¿con qué te encontrarás? ¿Piensas que una vez separado del juicio presente serás capaz de escapar de esta vida difícil? ¿No es cierto que si dejas “este lugar”, lo que encontrarás es tormento doloroso o heridas crueles infligidas por el diablo? ¿Podrías encontrar días y noches insoportables? ¿Piensas que sólo porque escapas de este juicio hoy puedes evitar para siempre esa tortura futura? ¿Qué será lo que venga por tu camino? ¿Puede ser realmente el Shangri-La que esperas?

3 ¿Piensas que puedes escapar de ese castigo eterno posterior simplemente huyendo de la realidad de la forma en que lo haces? Después de hoy, ¿serás capaz de volver a encontrar alguna vez este tipo de oportunidad y de bendición? ¿Serás capaz de encontrarlas cuando te sobrevenga el desastre? ¿Serás capaz de encontrarlas cuando toda la humanidad entre en el reposo? Tu feliz vida presente y tu armoniosa pequeña familia, ¿pueden sustituir tu destino eterno futuro? Si tienes fe verdadera, y si obtienes mucho gracias a tu fe, todo eso es lo que tú —un ser creado— deberías ganar y también lo que deberías haber tenido. Esta clase de conquista es la más beneficiosa para tu fe y para tu vida.

Adaptado de ‘La verdad interna de la obra de conquista (1)’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior:Dios Todopoderoso completa un grupo de personas en China

Siguiente:Cómo seguir bien el último tramo del camino