Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

`

10. En la casa de Dios, nos encontramos

I

Amándonos mutuamente, somos familia. Ah…

En la casa de Dios, nos encontramos;

un grupo de personas que aman a Dios.

Ah...

Sin prejuicios, unidos, corazones llenos de felicidad.

Ayer dejamos culpa y lamentos;

hoy nos comprendemos, en el amor de Dios.

Sin malentendidos, sin corrupción, ¡qué felices somos!

Hermanos ámense, somos familia.

Sin prejuicios, unidos.

En la casa de Dios, nos encontramos;

un grupo de personas de todas partes.

Somos corrompidos, pero Dios nos salva.

Tenemos el mismo objetivo y voluntad.

II

Compartimos sentimientos cuando nos despedimos;

también experiencias y conocimientos.

Ahora caminamos por el brillante camino de la vida,

por delante un futuro lleno de esperanza y brillo.

Un futuro, lleno de brillo.

En la casa de Dios, nos encontramos, pero,

pronto nos separaremos.

Cargados con comisión y voluntad de Dios,

nos separaremos para la obra de Dios.

Reunidos reímos y hablamos felices.

En la casa de Dios, nos encontramos;

un grupo de personas de todas partes.

Somos corrompidos, pero Dios nos salva.

Tenemos el mismo objetivo y voluntad.

III

Cuando partimos, nos animamos los unos a los otros.

El amor de Dios nos hace fieles hasta el final.

Por un futuro hermoso haremos lo que podamos.

En la casa de Dios, nos encontramos;

un grupo de personas de todas partes.

Somos corrompidos, pero Dios nos salva.

Tenemos el mismo objetivo y voluntad.

Tenemos el mismo objetivo y voluntad.

Anterior:Amaré a Dios hasta la eternidad

Siguiente:La voz del corazón de un ser creado

También podría gustarte