App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

950 El hombre le hace demasiadas exigencias a Dios

1 La razón de las personas es tan defectuosa, y éstas tienen demasiadas exigencias para Dios que son demasiado excesivas; no tienen razón. Las personas siempre han querido que Dios haga las cosas de ésta y aquella forma. No son capaces de someterse por completo a Dios ni de adorarlo. Más bien, se presentan con sus exigencias irracionales según sus propios antojos; le exigen a Dios que tenga mucha tolerancia, que no se enoje por nada, que siempre las mire con una sonrisa en Su rostro y que, cuando las vea, debe proveer para ellas y comunicarse con ellas. Independientemente del momento, Dios debe hablar siempre, contener siempre Su ira y mostrar buenas expresiones hacia ellas. Las personas tienen demasiadas exigencias y molestan con demasiados asuntos. Debéis reflexionar sobre estas cuestiones. ¿No es la razón humana demasiado deficiente? Los humanos no sólo son incapaces de someterse por completo a las orquestaciones y las disposiciones de Dios o de aceptarlo todo de Él, sino que por el contrario le imponen algunas exigencias adicionales. ¿Cómo pueden las personas ser fieles a Dios si tienen esta clase de exigencias? ¿Cómo pueden someterse a las disposiciones de Dios? Si las personas tienen esta clase de exigencias, ¿cómo pueden amar, pues, a Dios?

2 Todas las personas tienen exigencias respecto a cómo debería amarlas Dios, tolerarlas, vigilarlas, protegerlas y cuidarlas, pero no las tienen para sí mismas sobre cómo amar a Dios, cómo pensar en Él, cómo tenerlo en consideración, cómo satisfacerlo, cómo tenerlo en sus corazones y cómo adorarlo. ¿Existen estas cosas en los corazones de las personas? Son cosas que las personas deberían hacer; ¿por qué no siguen avanzando en ellas con diligencia? Algunas personas son entusiastas durante un tiempo, pero esto no es duradero; si se topan con un pequeño revés, esto puede provocar que pierdan la esperanza y se quejen. Las personas tienen demasiadas dificultades y son demasiado pocas las que buscan la verdad, así como amar y satisfacer a Dios. Son simplemente irracionales y no se mantienen de la forma correcta en sus posiciones. Además, se consideran excepcionalmente importantes.

Adaptado de ‘Las personas que siempre le exigen cosas a Dios son las menos razonables’ en “Registros de las pláticas de Cristo”

Anterior:Solo una base de las palabras de Dios proporciona un camino de práctica

Siguiente:¿Por qué el hombre siempre le hace exigencias a Dios?