Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

1004 ¿Conoces los caminos que siguieron Pedro y Pablo?

1 Aunque quizás no planees tomar la senda de Pablo, tu naturaleza te domina de este modo, y vas en esa dirección a pesar de ti mismo. Aunque quieras seguir en el camino de Pedro, si no tienes claro cómo hacerlo, seguirás todavía en la senda de Pablo, a pesar de ti mismo. Esta es la realidad de la situación. Se puede decir que Dios os ha revelado ahora el camino de ser salvos y perfeccionados por Él. Esta es la gracia y el elevaros de Dios y es Él que os guía hasta la senda de Pedro. Sin la dirección y el esclarecimiento de Dios, nadie sería capaz de tomar el camino de Pedro; la única elección sería optar por el de Pablo, seguir sus pisadas a la destrucción.

2 La senda de Pablo no implicó el autoconocimiento ni la búsqueda de un cambio de carácter. Nunca examinó minuciosamente su propia naturaleza y no tuvo conocimiento de lo que él era; sólo sabía que él era máximo culpable de la persecución de Jesús. No había tenido el más leve entendimiento de su propia naturaleza y, después de acabar su obra, sintió que él era Cristo y que debería ser recompensado. La obra que Pablo realizó fue, tan sólo, hacer un servicio para Dios. En lo personal, aunque recibió algunas revelaciones del Espíritu Santo, no tuvo verdad ni vida en absoluto. No fue salvado por Dios, sino que fue castigado.

3 ¿Por qué se dice que la senda de Pedro es la senda de ser perfeccionado? Porque, en su práctica, se centró de forma particular en la vida, buscó el entendimiento de Dios y se enfocó en entenderse a sí mismo. A través de su experiencia de la obra de Dios, llegó a conocerse a sí mismo, ganó entendimiento de los caracteres corruptos del hombre, conoció sus deficiencias y, supo qué era lo más valioso que el hombre podía perseguir. Fue capaz de amar a Dios con sinceridad, supo cómo corresponderle a Dios, obtuvo alguna verdad y tuvo la realidad que Dios exige. De todas las cosas que dijo durante sus pruebas, se puede ver que Pedro era, en efecto, aquel con más entendimiento de Dios. Por haber entendido tanta verdad de las palabras de Dios, su senda fue cada vez más resplandeciente y más conforme a la voluntad de Dios.

Adaptado de ‘Cómo tomar la senda de Pedro’ en “Registros de las pláticas de Cristo”

Anterior:Cuando no buscas la verdad caminas por la senda de Pablo

Siguiente:Dios desea que más gente obtenga Su salvación