810 Pedro siempre buscó conocer a Dios

Cuando Pedro comenzó a seguir a Jesús

él creyó que había sido enviado por Dios.

Vio a Jesús como un apóstol, pero no como el Cristo.

Pedro había experimentado las palabras de Dios

y tratado consigo mismo.

Aunque sufrió dificultades por Dios, no conocía Su obra.

Tras un período de experiencia,

Pedro vio en Jesús los hechos de Dios.

Contempló la hermosura de Dios

y mucho del ser de Dios en Jesús.

Vio que las palabras de Jesús no podían venir del hombre

y que la obra que hizo Jesús no podía venir del hombre.

En las palabras y hechos de Jesús,

Pedro vio el saber de Dios.

En las palabras y hechos de Jesús,

obras divinas se pueden ver.

A través de la experiencia, Pedro conoció

mucho más que a sí mismo.

Observó las acciones de Jesús

y descubrió muchas cosas nuevas:

Jesús tenía varias expresiones del Dios práctico

y era más que un hombre corriente,

por Sus palabras, hechos, acciones

y la forma en que pastoreó a las iglesias.

Pedro aprendió de Jesús lecciones necesarias.

Antes de que Jesús fuera a la cruz,

obtuvo conocimientos suyos,

que fundaron su lealtad de por vida hacia Él.

Pedro fue crucificado boca abajo por el Señor

y sufrió en nombre del Señor.

En las palabras y hechos de Jesús,

Pedro vio el saber de Dios.

En las palabras y hechos de Jesús,

obras divinas se pueden ver.

En las palabras y hechos de Jesús,

Pedro vio el saber de Dios.

En las palabras y hechos de Jesús,

obras divinas se pueden ver.

Adaptado de La Palabra, Vol. I. La aparición y obra de Dios. Solo aquellos que conocen a Dios pueden dar testimonio de Él

Anterior: 809 Cómo recorrer el sendero de Pedro

Siguiente: 811 La búsqueda de Pedro más conforme a la voluntad de Dios

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

58. Desenmascarar a una falsa líder: un dilema personal

Una vez que hube entendido los principios asociados con ser una persona honesta, comencé a tratar de poner esos principios en práctica. En mis tratos con los demás, conscientemente traté de no ser astuto ni adivinar ni ponerme en guardia. Cuando tuve éxito, me sentí particularmente libre y liberado.

Capítulo 32

Las palabras de Dios dejan a las personas rascándose la cabeza; es como si, cuando Él habla, Dios estuviera evitando al hombre y hablando...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp