760 Amor puro y sin mancha

El amor es una emoción pura y sin mancha.

Tu corazón, úsalo para amar, cuidar, sentir.

El amor no condiciona, no hay distancias ni barreras.

Tu corazón, úsalo para amar, cuidar, sentir.

No hay engaño si hay amor, ni queja o traición,

porque el amor no busca su interés.

El amor resistirá sacrificio y adversidad

y con Dios tendremos armonía.

El amor no es malicioso, no engaña, ni sospecha.

Tu corazón, úsalo para amar, cuidar, sentir.

El amor no tiene distancia ni nada que sea impuro.

Tu corazón, úsalo para amar, cuidar, sentir.

No hay engaño si hay amor, ni queja o traición,

porque el amor no busca su interés.

El amor resistirá sacrificio y adversidad

y con Dios tendremos armonía.

Dale tu familia a Dios, tu porvenir y juventud,

tu matrimonio entrégale, darías a Él todo tu ser.

Dale tu familia a Dios, tu porvenir y juventud,

tu matrimonio entrégale, darías a Él todo tu ser.

O tu amor no es real, sino traición y engaño a Dios.

El amor es una emoción pura y sin mancha.

Tu corazón, úsalo para amar, cuidar, sentir.

El amor no condiciona, no hay distancias ni barreras.

Tu corazón, úsalo para amar, cuidar, sentir.

Adaptado de ‘Muchos son llamados, pero pocos son escogidos’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 759 Busca tener amor verdadero por Dios

Siguiente: 761 ¿Tienes verdadero amor hacia Dios?

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

45. Vivir ante Dios

Tras leer las palabras de Dios, la admonición “cuando tu relación con tus hermanos y hermanas es normal, entonces tus condiciones delante de Dios también son normales” quedó grabada en mi mente de una manera especialmente clara. En mi búsqueda, reflexionaba en profundidad sobre esta afirmación. A través del esclarecimiento del Espíritu Santo, sentí que esta declaración aparentemente sencilla encarnaba en realidad una majestuosidad y un juicio que me atravesó el corazón como una espada.

Capítulo 16

Desde una perspectiva humana, Dios es tan grande, tan abundante, tan maravilloso, tan insondable; a los ojos de las personas, las palabras...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp