Palabras diarias de Dios | Fragmento 260 | "Dios es la fuente de la vida del hombre"

Todos los que llegan a este mundo deben experimentar la vida y la muerte y muchos han experimentado el ciclo de la muerte y el renacimiento. Los que viven pronto morirán y los muertos pronto regresarán. Todo esto es el curso de la vida dispuesto por Dios para cada ser vivo. Sin embargo, este curso y ciclo son la verdad que Dios desea que el hombre vea, que la vida que Dios ha otorgado al hombre es infinita e irrestricta por la carne, el tiempo o el espacio. Este es el misterio de la vida otorgada por Dios al hombre y la prueba de que la vida viene de Él. Aunque muchos puedan no creer que la vida vino de Dios, el hombre inevitablemente goza de todo lo que viene de Dios, ya sea que crea o niegue Su existencia. En caso de que Dios un día tuviera un repentino cambio de pensamiento y desee reclamar todo lo que existe en el mundo y tomar otra vez la vida que ha dado, entonces todo ya no será más. Dios usa Su vida para proveer a todas las cosas, tanto vivientes como sin vida, llevando todo a buen orden en virtud de Su poder y autoridad. Esta es una verdad que nadie puede concebir o comprender fácilmente y estas verdades incomprensibles son la manifestación y el testimonio de la fuerza vital de Dios. Ahora bien, déjame contarte un secreto: la grandeza y el poder de la vida de Dios no puede ser entendida por criatura alguna. Es así ahora, fue así antes y será así en el tiempo por venir. El segundo secreto que compartiré es este: el origen de la vida proviene de Dios, para toda la creación, sin importar la diferencia en forma o estructura. No importa qué clase de ser vivo seas, no te puedes mover en contra de la senda de la vida que Dios ha establecido. En cualquier caso, todo lo que deseo es que el hombre entienda que sin el cuidado, custodia y provisión de Dios, el hombre no puede recibir todo lo que estaba destinado a recibir, no importa qué tan grande sea el esfuerzo o la lucha. Sin el alimento de vida de Dios el hombre pierde el valor de vivir y pierde el sentido de la vida. ¿Cómo podría Dios permitirle a un hombre, quien desperdicia el valor de Su vida, ser tan despreocupado? Una vez más, no se te olvide que Dios es el origen de tu vida. Si el hombre no aprecia todo lo que Dios le ha otorgado, Dios no sólo recuperará todo lo que dio, sino más que eso, el hombre deberá pagar doble para reparar todo lo que Dios ha gastado.

Extracto de “La Palabra manifestada en carne”

LAS VIDAS DE TODOS LOS SERES CREADOS VIENEN DE DIOS

I

La vida que Dios otorga al hombre es infinita, ni el tiempo ni la carne ni el espacio la obstaculizan. Este es el misterio de la vida, y sirve como prueba del regalo de Dios de la vida. Tal vez muchos no crean que la fuente de la vida es Dios, pero están gozando de todo lo dado por Dios. Si Dios cambiara de idea, y quisiera el mundo y Su vida recuperar, la creación y el mundo entero se perderían por siempre jamás. Dios da Su vida a todas las cosas, inertes o vivas. Traen orden Su poder y autoridad, una insondable verdad, que testimonia la fuerza vital de Dios. Ahora Dios quiere contarte un secreto: La grandeza y el poder de Su vida están fuera del alcance de Sus criaturas. Ahora y por siempre jamás. Dios es fuente de vida de todas las manifestaciones de la creación. Todas las criaturas siguen la senda abierta, abierta por Dios, abierta por Dios.

II

El cuidado de Dios y Su provisión, al hombre dan el regalo de la vida. Sin ella, la existencia del hombre pierde valor y queda a la deriva. Si el hombre no aprecia todo lo que le da Dios, el Creador todo le quitará. El castigo del hombre duro será. La grandeza y el poder de Su vida están fuera del alcance de Sus criaturas. Ahora y por siempre jamás. Dios es fuente de vida de todas las manifestaciones de la creación. Todas las criaturas siguen la senda abierta, abierta por Dios, abierta por Dios, abierta por Dios, abierta por Dios. La grandeza y el poder de Su vida están fuera del alcance de Sus criaturas. Ahora y por siempre jamás. Dios es fuente de vida de todas las manifestaciones de la creación. Todas las criaturas siguen la senda abierta, abierta por Dios, abierta por Dios, abierta por Dios, abierta por Dios.

De “Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos”

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp