Palabras diarias de Dios | Fragmento 121 | "La humanidad corrupta necesita más que nadie la salvación del Dios encarnado"

Satanás ha corrompido al hombre y este es la más elevada de todas las criaturas de Dios, así que el hombre necesita la salvación de Dios. El objeto de la salvación de Dios es el hombre, no Satanás, y lo que será salvado es la carne del hombre y el alma del hombre, no el diablo. Satanás es el objeto de la aniquilación de Dios, el hombre es el objeto de la salvación de Dios y Satanás ha corrompido la carne del hombre por lo que lo primero que debe ser salvado es la carne del hombre. La carne del hombre ha sido profundamente corrompida y se ha convertido en algo que se opone a Dios, que incluso abiertamente se opone y niega la existencia de Dios. Esta carne corrupta es simplemente demasiado indisciplinada y no hay nada más difícil con lo cual tratar o cambiar que el carácter corrupto de la carne. Satanás viene a la carne del hombre para provocar disturbios y usa la carne del hombre para perturbar la obra de Dios y perjudicar el plan de Dios y de esta manera el hombre se ha vuelto Satanás y el enemigo de Dios. Para que el hombre sea salvado primero debe ser conquistado. Es por esto por lo que Dios acepta el reto y viene a la carne para hacer la obra que tiene la intención de hacer y librar la batalla contra Satanás. Su meta es la salvación de la humanidad que se ha corrompido y la derrota y aniquilación de Satanás que se rebela contra Él. Derrota a Satanás por medio de Su obra de conquistar al hombre y de manera simultánea salva a la humanidad corrupta. Así, Dios resuelve dos problemas de una vez. Obra en la carne y habla en la carne y emprende toda la obra en la carne con el fin de tener mejor contacto con el hombre y conquistar mejor al hombre. La última vez que Dios se haga carne, concluirá en la carne Su obra de los últimos días. Va a clasificar a todos los hombres de acuerdo a su clase, concluirá toda Su gestión y también concluirá toda Su obra en la carne. Después de que toda Su obra en la tierra llegue a su fin, será completamente victorioso. Al obrar en la carne, Dios habrá conquistado por completo a la humanidad y habrá ganado por completo a la humanidad. ¿No quiere decir esto que toda Su gestión habrá llegado a un fin? Cuando Dios concluya Su obra en la carne, cuando haya derrotado por completo a Satanás y haya salido victorioso, Satanás ya no tendrá oportunidad de corromper al hombre. La obra de la primera encarnación de Dios fue la redención y el perdón de los pecados del hombre. Ahora es la obra de conquistar y ganar por completo a la humanidad para que Satanás ya no tenga manera de hacer su obra y haya perdido completamente y Dios haya salido completamente victorioso. Esta es la obra de la carne y es la obra que Dios mismo hace.

Extracto de “La Palabra manifestada en carne”

En los últimos días, Dios encarnado concluye la gestión de Dios

I

En la carne obra Dios y también en ella habla, para tener mejor contacto y al hombre conquistar. Cuando Dios se encarnó, redimió y perdonó los pecados. Ahora es la obra de conquistar y ganar a la humanidad. Cuando Dios se encarne por última vez, la obra de los últimos días concluirá y clasificará al hombre por su clase. Su obra en la carne y Su gestión terminarán. Y al concluir Su obra en la tierra, saldrá victorioso.

II

Cuando Dios encarnado conquiste al hombre por completo, ¿acaso no significará el final de Su gestión? Cuando termine Su obra en la carne y reine victorioso, Satanás es derrotado y al hombre no podrá corromper. ¡Esta es la obra, la obra de la carne hecha por Dios mismo! Cuando Dios se encarne por última vez, la obra de los últimos días concluirá y clasificará al hombre por su clase. Su obra en la carne y Su gestión terminarán. Y al concluir Su obra en la tierra, saldrá victorioso. Cuando Dios se encarne por última vez, la obra de los últimos días concluirá y clasificará al hombre por su clase. Su obra en la carne y Su gestión terminarán. Y al concluir Su obra en la tierra, saldrá victorioso, victorioso, victorioso.

De “Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos”

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado