Palabras diarias de Dios | Fragmento 488 | "Los que obedecen a Dios con un corazón sincero, con seguridad serán ganados por Dios"

A medida que la vida progresa, siempre se debe tener una nueva entrada y un discernimiento nuevo y más elevado, que crezcan con mayor profundidad con cada paso. Esto es a lo que todo hombre debe entrar. A través de la comunión, escuchar un mensaje, leer la palabra de Dios o tratar un asunto, obtendrás un nuevo discernimiento y un nuevo esclarecimiento. No vives dentro de las reglas de antaño y los tiempos de la antigüedad. Siempre vives dentro de la nueva luz y no te apartas de la palabra de Dios. Esto es lo que se considera ponerse en el camino correcto. No bastará sólo con pagar el precio a un nivel superficial. La palabra de Dios se enaltece más y nuevas cosas aparecen día a día. También es necesario para el hombre que haga una nueva entrada cada día. Dios perfecciona hasta el punto que ha dicho; si no puedes mantener el paso, entonces te rezagas. Tus oraciones deben volverse más profundas; debes comer y beber más de la palabra de Dios, profundizar en las revelaciones que recibes y disminuir la negatividad. Debes fortalecer tu juicio para que seas capaz de obtener discernimiento y mediante la comprensión de lo que está en el espíritu, obtener discernimiento en las cosas externas y captar la esencia de cualquier tema. Si no tienes tales cualidades, ¿cómo podrás guiar a la iglesia? Si sólo hablas de palabras y doctrinas sin ninguna realidad y sin una forma de práctica, sólo puedes salir adelante por un corto periodo de tiempo. Puedes ser marginalmente aceptable para los nuevos creyentes, pero después de algún tiempo, cuando los nuevos creyentes adquieran experiencia práctica, entonces ya no serás capaz de proveerles. Entonces, ¿cómo eres apto para que Dios te use? No puedes hacer la obra sin un nuevo esclarecimiento. Aquellos sin un nuevo esclarecimiento son aquellos quienes fracasan en experimentar y tales hombres nunca obtienen un nuevo conocimiento o experiencia. Y nunca pueden llevar a cabo su función de proveer vida, ni tampoco pueden ser aptos para que Dios los use. Esta clase de hombre se desperdicia y es inservible. En verdad, tales hombres son incapaces de llevar a cabo su función en la obra en lo absoluto y todos son unos buenos para nada. No sólo fracasan en llevar a cabo su función, de hecho colocan una tensión innecesaria en la iglesia. Exhorto a estos “ancianos” a apurarse y dejar la iglesia para que los demás ya no tengan que verte. Tales hombres no tienen un entendimiento de la nueva obra sino que están llenos de ideas. No tienen ninguna función en la iglesia; más bien, instigan y esparcen negatividad, incluso se involucran en todo tipo de malas conductas y disturbios en la iglesia, por lo tanto confunden y desconciertan a aquellos quienes no hacen distinciones. Estos diablos vivientes, estos malvados espíritus, deben dejar la iglesia tan pronto como sea posible, no sea que la iglesia se deteriore como consecuencia. Puedes no temer la obra de hoy, pero, ¿no temes al justo castigo de mañana? Hay un gran número de personas en la iglesia que son aprovechadas, así como un gran número de lobos que buscan interrumpir la obra natural de Dios. Todos estos son demonios enviados por el Diablo y son lobos feroces quienes buscan devorar a los corderos inocentes. Si estos así llamados hombres no pueden ser expulsados, entonces se vuelven parásitos en la iglesia y polillas que se alimentan de las ofrendas. ¡Estos despreciables, ignorantes, viles y repugnantes gusanos, pronto serán castigados algún día!

Extracto de “La Palabra manifestada en carne”

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado