App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

La Palabra manifestada en carne (Continuación)

La Palabra manifestada en carne (Continuación)
La Palabra manifestada en carne (Continuación)

Categorías

Recital-the-word-appears-in-the-flesh
Declaraciones de Cristo de los últimos días (Selecciones)
Recital-god-word-selection
Palabras Clásicas de Dios (Pasajes)


La santidad de Dios (II)

Parte 3

Con respecto a la santidad de Dios, aunque pueda ser un tema familiar, en su exposición podría volverse un poco abstracto para algunas personas, y el contenido podría ser un poco profundo. En el pasado, las personas raramente lidiaron con el tema de la santidad de Dios, y por ello no la entienden. Pero no os preocupéis, os ayudaré a entender qué es la santidad de Dios. Veo que esto os resulta un poco difícil de asimilar; digamos esto en primer lugar: si quieres llegar a conocer a alguien, limítate a observar lo que él o ella hace, y los resultados de sus acciones, y podrás ver la esencia de la persona. Comunicamos, pues, sobre la santidad de Dios desde esta perspectiva, en primer lugar. Dijimos que la esencia de Satanás es malvada y maliciosa, y por tanto sus acciones hacia el hombre se han producido para corromperlo continuamente. Satanás es malvado, por lo que las personas a las que ha corrompido son ciertamente malvadas, ¿verdad? ¿Acaso alguien diría: “Satanás es malvado; quizás alguien a quien él haya corrompido sea santo”? Qué chiste, ¿verdad? ¿Es esto posible? (No.) Por tanto, no pienses en ello de esta forma; hablemos sobre ello desde este aspecto: Satanás es malvado, esta es su esencia y es real, no es mera palabrería vacía. No estamos tratando de difamar a Satanás; sencillamente estamos hablando sobre la verdad y la realidad, así como los hechos que la rodean. Esto podría herir a algunas personas o a un cierto sector de ellas, pero aquí no hay propósito malicioso; quizás podáis oír esto hoy y sentiros un poco incómodos, pero algún día no muy lejano, cuando seáis capaces de reconocerlo, os despreciaréis a vosotros mismos, y sentiréis que esto de lo que hablamos hoy es muy útil para vosotros y muy valioso.

La esencia de Satanás es malvada, por lo que los resultados de sus acciones son inevitablemente malvados o, como mínimo, están relacionados con su maldad. ¿Podríamos decir esto? (Sí.) ¿Cómo procede, pues, Satanás para corromper al hombre? Primero debemos echar un vistazo en particular a la maldad forjada por Satanás en el mundo y entre la humanidad, la maldad visible y que las personas pueden sentir; ¿habéis pensado antes en esto, alguna vez? Puede ser que no hayáis meditado mucho en ello. Permitidme, por tanto, mencionar varias ideas principales de forma que podáis ver cómo corrompe Satanás al hombre. Existe una teoría llamada evolución; todo el mundo la conoce, ¿verdad? ¿No son esta evolución y este materialismo ámbitos del conocimiento estudiados por el hombre? (Sí.) Por tanto, Satanás usa primero el conocimiento para corromper al hombre, y después la ciencia para suscitar el interés de las personas en el conocimiento, la ciencia y las cosas misteriosas, o en cosas que las personas desean explorar. Con esto quiero decir que Satanás usa el conocimiento científico para corromper al hombre. Las siguientes cosas que Satanás usa para corromper al hombre son la cultura y la superstición tradicionales, y después de esto, utiliza las tendencias sociales. Las personas entran en contacto con todas estas cosas en su vida diaria y todas ellas están relacionadas con otras cosas cercanas a ellas, lo que ven, lo que oyen, lo que tocan y lo que experimentan. Se podría decir que rodean a todos, son inevitables e inextricables. La humanidad no tiene forma de evitar verse influenciada, infectada, controlada y atada por estas cosas; no tiene poder para apartarlas de sí.

Primero hablaremos sobre el conocimiento. ¿Acaso no consideraría todo el mundo el conocimiento como una cosa positiva? Al menos, las personas piensan que la connotación de la palabra “conocimiento” es positiva en lugar de negativa. ¿Por qué estamos mencionando aquí, pues, que Satanás usa el conocimiento en primer lugar para corromper al hombre? ¿No es la teoría de la evolución un aspecto del conocimiento? ¿No son las leyes científicas de Newton parte del conocimiento? La fuerza de la gravedad de la tierra es parte del conocimiento, ¿verdad? (Sí.) ¿Por qué se enumera este entonces entre el contenido que Satanás usa para corromper la humanidad? ¿Cuál es vuestra opinión sobre esto? ¿Encierra el conocimiento un ápice de verdad? (No.) ¿Cuál es entonces la esencia del conocimiento? (Va en contra de la verdad.) ¿Sobre qué base se aprende el conocimiento que el hombre estudia? ¿Se basa en la teoría de la evolución? ¿Acaso no se basa en el ateísmo el conocimiento que el hombre ha explorado, la totalidad de este? (Sí.) Por tanto, ¿tiene relación con Dios algo de este conocimiento? ¿Tiene relación con adorar a Dios? ¿Tiene relación con la verdad? (No.) ¿Cómo usa Satanás el conocimiento para corromper al hombre? Acabo de decir que nada de este conocimiento tiene relación con adorar a Dios o con la verdad. Algunas personas piensan en ello así: “Podría no tener nada que ver con la verdad, pero no corrompe a las personas”. ¿Cuál es vuestra opinión sobre esto? ¿Te enseñó el conocimiento que la felicidad de las personas dependía de lo que crearan con sus propias manos? ¿Te enseñó alguna vez el conocimiento que el destino del hombre estaba en sus propias manos? (Sí.) ¿Qué es este tipo de discurso? (Un sinsentido.) ¡Correcto! ¡Es un sinsentido! El conocimiento es complicado de exponer. Puedes decir sin rodeos que un campo de conocimiento no es nada más que conocimiento. Es un campo de conocimiento aprendido sobre la base del ateísmo y la falta de entendimiento de que Dios creó todas las cosas. Cuando las personas estudian este tipo de conocimiento, no ven que Dios tiene dominio sobre todas las cosas, no ven que está a cargo de ellas o gestionándolas. En su lugar, todo lo que hacen es investigar, explorar y buscar incesantemente respuestas científicas en ese ámbito de conocimiento. Sin embargo, si las personas no creen en Dios y sólo buscan la investigación en su lugar, nunca encontrarán las verdaderas respuestas, ¿no es así? El conocimiento sólo te da un sustento, sólo te proporciona un trabajo, sólo provee ingresos para que no pases hambre, pero nunca te ayudará a conocer a Dios, a creer en Él, a obedecerle, y nunca te mantendrá lejos del mal. Cuanto más estudies el conocimiento más desearás rebelarte contra Dios, investigarlo, tentarlo e ir contra Él. Así que ahora, ¿qué vemos que el conocimiento está enseñando a las personas? Todo ello es la filosofía de Satanás. ¿Tienen relación con la verdad las filosofías y las reglas de supervivencia de Satanás encontradas en los hombres corruptos? (No.) No tienen nada que ver con la verdad y, de hecho, son lo contrario a ella. Las personas dicen a menudo: “La vida es movimiento”; ¿qué clase de discurso es este? (Un sinsentido.) Las personas también afirman: “El hombre es hierro, el arroz es acero, el hombre se siente hambriento si se salta una comida”; ¿qué es esto? (Un sinsentido, las palabras de Satanás.) Es una falacia aun peor y es repugnante escucharla. Por tanto, el conocimiento es algo de lo que quizás todos sepan. En el supuesto conocimiento del hombre, Satanás ha inoculado bastante de su filosofía de la vida y de su pensamiento. Y cuando lo hace, Satanás permite al hombre tomar prestado su pensamiento, su filosofía y su punto de vista, de forma que pueda negar la existencia de Dios, Su dominio sobre todas las cosas y sobre el destino del hombre. Así pues, a medida que progresa el estudio del hombre, siente que la existencia de Dios se vuelve más confusa conforme adquiere más conocimiento, y podría incluso sentir que Él no existe por culpa de los puntos de vista, los conceptos y los pensamientos que Satanás ha añadido en la mente del hombre. Cuando Satanás pone estos pensamientos en la mente del hombre, ¿no corrompen estos a las personas? (Sí.) ¿En qué basa el hombre su vida ahora? ¿Está dependiendo realmente de su conocimiento? No; el hombre está basando su vida en los pensamientos, las opiniones y las filosofías de Satanás escondidos en este conocimiento. Ahí está el núcleo de la corrupción de Satanás; este es su objetivo y su método para corromper al hombre.

A. Cómo usa Satanás el conocimiento para corromper al hombre

Primero hablaremos del aspecto más superficial de este tema. Cuando tomabais lecciones de chino en la escuela, ¿podían corromper a las personas el lenguaje y la escritura? No podían. ¿Pueden corromper las palabras a las personas? (No.) Las palabras no corrompen a las personas; son una herramienta con la que estas pueden hablar y comunicarse con Dios. Además, el lenguaje y las palabras son el medio con el que Dios se comunica con las personas ahora, son herramientas, una necesidad. Uno más uno igual a dos, esto es conocimiento, ¿verdad? Dos multiplicado por dos igual a cuatro, esto es conocimiento, ¿verdad? ¿Pero puede esto corromperos? Esto es sentido común y una regla, por lo que no puede corromper a las personas. ¿Qué conocimiento lo hace entonces? Aquel en el que se mezclan los puntos de vista y los pensamientos de Satanás. Él busca inocular estos puntos de vista y pensamientos en la humanidad por medio del conocimiento. Por ejemplo, en un ensayo, ¿hay algo malo en las palabras escritas? (No.) Entonces, ¿dónde radicaría el problema? Los puntos de vista y el propósito del autor cuando escribió el ensayo así como el contenido de sus pensamientos, estas son cosas espirituales, pueden corromper a las personas. Por ejemplo, si estuvieras viendo un programa de televisión, ¿qué tipo de cosas en él podría cambiar tu opinión? ¿Podrían corromper a las personas lo que dijeran los participantes, las palabras en sí mismas? (No.) ¿Qué tipo de cosas corrompería a las personas? Serían los pensamientos y el contenido principal del programa, que representarían las opiniones del director, y la información transmitida en estas opiniones podría influenciar los corazones y las mentes de las personas. ¿Es correcto? (Sí.) ¿Sabéis a qué me estoy refiriendo en Mi exposición de cómo Satanás usa el conocimiento para corromper a las personas? (Sí.) No lo entenderéis mal, ¿verdad? Por tanto, cuando leas una novela o un ensayo de nuevo, ¿puedes evaluar si los pensamientos expresados en el ensayo corrompen a la humanidad o contribuyen en ella? (Podemos hacerlo un poco.) Esto es algo que debe estudiarse y experimentarse a un ritmo lento, no puede entenderse fácilmente al instante. Por ejemplo, cuando se investiga o estudia un ámbito del conocimiento, algunos aspectos positivos del mismo pueden ayudarte a entender algún sentido común sobre ese campo, y lo que las personas deberían evitar. Por ejemplo, la “electricidad” es un campo del conocimiento, ¿verdad? Serías ignorante si no supieras que la electricidad puede electrocutar a las personas, ¿verdad? Pero una vez que entiendas este ámbito del conocimiento, no serás descuidado cuando toques algo eléctrico y sabrás cómo usar la electricidad. Ambas cosas son positivas. ¿Tenéis claro lo que estamos exponiendo respecto a cómo corrompe el conocimiento a las personas? (Sí.) Si lo entendéis no continuaremos hablando más de ello, porque hay muchos tipos de conocimiento estudiados en el mundo y debéis tomaros vuestro tiempo para diferenciarlos por vosotros mismos.

B. Cómo usa Satanás la ciencia para corromper al hombre

¿Qué es la ciencia? ¿No goza la ciencia de un gran prestigio y de una alta consideración en la mente de todo el mundo? (Sí.) Cuando se menciona la ciencia, ¿no sienten las personas: “Esto es algo que la gente normal no puede comprender, es un tema que sólo los investigadores o expertos científicos pueden tocar. No tiene ninguna relación con nosotros la gente normal”? ¿Guarda, sin embargo, alguna relación? (Sí.) ¿Cómo usa Satanás la ciencia para corromper a las personas? No hablaremos de otras cosas que no sean lo que las personas encuentran con frecuencia en su propia vida. Habéis oído hablar de los genes, ¿verdad? (Sí.) Estáis todos familiarizados con este término, ¿no es cierto? ¿Se descubrieron los genes por medio de la ciencia? ¿Qué significan exactamente los genes para las personas? ¿No hacen sentir a las personas que el cuerpo es una cosa misteriosa? Cuando se presenta este tema a las personas, ¿no habrá algunos en especial los curiosos que querrán saber más o querrán más detalles? Estas personas curiosas centrarán su energía en este asunto y cuando no estén ocupadas buscarán información en libros y en internet para conocer más detalles sobre ello. ¿Qué es la ciencia? Hablando claramente, es los pensamientos y las teorías sobre las cosas que despiertan la curiosidad de los hombres, cosas desconocidas, que Dios no les ha contado; la ciencia es los pensamientos y las teorías de los misterios que el hombre quiere explorar. ¿Cuál piensas que es el ámbito de la misma? Podrías decir que engloba todas las cosas; ¿pero cómo realiza el hombre la obra de la ciencia? ¿Lo hace por medio de la investigación? Esta implica investigar los detalles y las leyes de estas cosas, y seguidamente formular teorías discutibles sobre las que todo el mundo piensa: “¡Estos científicos son realmente fantásticos! ¡Saben tanto y tienen tanto conocimiento para entender estas cosas!”. Sienten una gran admiración por estas personas, ¿verdad? ¿Qué tipo de opiniones tienen las personas que investigan la ciencia? ¿Acaso no quieren investigar el universo, las cosas misteriosas en su ámbito de interés? ¿Cuál es el resultado final de esto? Algunas ciencias cuentan con personas que sacan sus conclusiones a partir de conjeturas, otras tienen personas que se apoyan en la experiencia humana para llegar a las mismas e incluso otro campo de las ciencias tendrá personas que lleguen a sus conclusiones basándose en la experiencia o las observaciones históricas y de los antecedentes. ¿Es esto correcto? (Sí.) ¿Qué hace, pues, la ciencia por las personas? Sólo les permite ver los objetos del mundo físico y simplemente satisface la curiosidad del hombre; no le permite al hombre ver las leyes por las que Dios tiene dominio sobre todas las cosas. El hombre parece encontrar respuestas en la ciencia, pero estas son desconcertantes y sólo traen satisfacción temporal, una satisfacción que sólo sirve para confinar el corazón del hombre al mundo físico. Los hombres sienten que ya han obtenido las respuestas de la ciencia a cualquier asunto que surja, creen firmemente en sus opiniones científicas para demostrarlo o aceptarlo. La ciencia posee y seduce el corazón del hombre hasta el punto en que este ya no tiene la mentalidad para conocer a Dios, adorarlo y creer que todas las cosas proceden de Él, y que debería buscar las respuestas en Él. ¿No es esto cierto? Puedes ver que cuanto más creen las personas en la ciencia, más absurdas se vuelven, creyendo que todo tiene una solución científica, que la investigación puede resolverlo todo. No buscan a Dios ni creen que Él exista; incluso algunas personas que han seguido a Dios durante muchos años irán e investigarán bacterias por capricho o buscarán información para obtener respuestas. Una persona así no aborda los asuntos desde la perspectiva de la verdad y en la mayoría de los casos quiere apoyarse en opiniones o respuestas científicas para resolver los problemas; pero no se apoya en Dios ni lo buscan. ¿Tienen a Dios en sus corazones estas personas? (No.) Hay incluso algunas que quieren investigar a Dios de la misma forma como estudian la ciencia. Por ejemplo, muchos expertos religiosos han ido al lugar en el que reposó el arca después del gran diluvio. Han visto el arca, pero no ven la existencia de Dios en el aspecto del arca. Sólo creen en los relatos y la historia, y este es el resultado de su investigación y estudio científicos del mundo físico. Si investigas cosas materiales, ya sea la microbiología, la astronomía, o la geografía, nunca encontrarás un resultado que diga que Dios existe o que tiene dominio sobre todas las cosas. ¿Es esto correcto? (Sí.) ¿Qué hace, pues, la ciencia por el hombre? ¿No lo distancia de Dios? ¿No está permitiendo esto que las personas estudien a Dios? ¿No hace esto que las personas duden más sobre la existencia de Dios? (Sí.) ¿Cómo quiere usar, pues, Satanás la ciencia para corromper al hombre? ¿Acaso no quiere utilizar conclusiones científicas para engañar y paralizar a las personas? Satanás usa las respuestas ambiguas para agarrar los corazones de las personas de forma que estas no busquen ni crean en la existencia de Dios, y de esta forma recelen de Él, lo nieguen y se distancien de Él. Así pues, esta es la razón por la que decimos que es una de las formas mediante las cuales Satanás corrompe a las personas.

C. Cómo usa Satanás la cultura tradicional para corromper al hombre

¿Son muchas las cosas que se consideran parte de la cultura tradicional? (Sí.) ¿Qué significa esta cultura tradicional? (Se ha transmitido desde los antepasados.) Se ha transmitido desde los antepasados, este es un aspecto. Familias, grupos étnicos e incluso la raza humana han transmitido sus formas de vida desde el principio, o sus costumbres, dichos y normas, que se han instilado en la mente de las personas. ¿Qué hacen las personas con estas cosas? Las consideran inseparables de sus vidas. Toman estas cosas y las consideran reglas y vida que observar, y nunca están dispuestas a cambiarlas o abandonarlas porque se las transmitieron sus ancestros. Existen otros aspectos de la cultura tradicional, como los transmitidos por Confucio o Mencio, o las doctrinas del taoísmo y el confucianismo chinos, que han pasado a ser parte integrante de cada persona hasta lo más profundo. ¿No es esto correcto? (Sí.) ¿Qué incluye esta cultura tradicional? ¿Incluye las festividades que celebran las personas? Por ejemplo, por orden de importancia, están la Fiesta de la Primavera, la Fiesta de los Faroles, el Día de Limpieza de Tumbas, la Fiesta del Barco del Dragón, el Día Internacional del Trabajo, el Día del Niño, la Fiesta del Medio Otoño y el Día Nacional. Algunas familias celebran incluso otras festividades, cuando los mayores alcanzan una cierta edad, cuando los niños cumplen un mes de vida y cuando tienen 100 días. Estas son todas fiestas tradicionales. ¿No tienen estas festividades un trasfondo de cultura tradicional? ¿Cuál es el núcleo de la cultura tradicional? ¿Tiene algo que ver con adorar a Dios? ¿Tiene algo que ver con decir a las personas que practiquen la verdad? (No.) ¿Existen festividades para que las personas ofrezcan sacrificio a Dios, vayan a Su altar y reciban Su palabra? ¿Hay alguna festividad así? (No.) ¿Qué hacen las personas en todas estas festividades? (Adorar a Satanás. Comer, beber y actividades de ocio.) En los tiempos modernos se las considera como ocasiones para comer, beber y divertirse. ¿Cuál es, pues, la fuente subyacente a la cultura tradicional? ¿De quién procede la cultura tradicional? (De Satanás.) Viene de Satanás. En el trasfondo de estas festividades tradicionales, Satanás inculca cosas en el hombre. ¿Cuáles son estas cosas? Asegurarse de que las personas recuerden a sus ancestros; ¿es esta una de ellas? Por ejemplo, durante el Festival de Limpieza de Tumbas, las personas limpian las tumbas y ofrecen sacrificios a sus antepasados. De esta forma, las personas no los olvidarán, ¿verdad? Asimismo, Satanás se asegura de que las personas recuerden ser patriotas, como en la Fiesta del Barco del Dragón. ¿Y qué hay de la Fiesta del Medio Otoño? (Reuniones familiares.) ¿Cuál es el trasfondo de las reuniones familiares? ¿Cuál es su razón de ser? (Dar prioridad a la familia y las emociones.) Comunicarse y relacionarse emocionalmente, ¿verdad? Por supuesto, ya sea celebrando el Nuevo Año Lunar o la Fiesta de los Faroles, existen muchas formas de describir las razones de fondo. Independientemente de cómo se describa la razón subyacente a las mismas, cada una de ellas es la forma en que Satanás inculca su filosofía y su pensamiento en las personas, de manera que estas se aparten de Dios y no sepan que Él existe: ofrecen sacrificios a sus antepasados o a Satanás, o simplemente tienen una excusa para comer, beber y divertirse a causa de los deseos de la carne. Cuando se celebra cada una de estas festividades, los pensamientos y las opiniones de Satanás se plantan en lo profundo de la mente de las personas sin que estas se enteren siquiera. Cuando las personas alcanzan la mediana edad o son mayores, estas cosas, estos pensamientos y los puntos de vista de Satanás ya están profundamente arraigados en sus corazones. Además, las personas hacen todo lo posible para transmitir, sin reservas, estas ideas, correctas o erróneas, a la siguiente generación. ¿Es correcto? (Sí.) ¿Cómo corrompen, pues, esta cultura tradicional y estas festividades a las personas? (Las personas se ven limitadas y atadas por las reglas de estas tradiciones, de manera que no les queda tiempo ni energía para buscar a Dios.) Este es un aspecto. Por ejemplo, todo el mundo celebra el Nuevo Año Lunar; ¿te sentirías mal si no lo hicieras? ¿No sentirías: “Ay, no celebré el Año Nuevo. Este día del Nuevo Año Lunar ha sido horrible, y no se ha celebrado; a ver si este año va ser malo”? ¿Acaso no te sentirías incómodo? (Sí.) Y quizás un poco asustado, ¿verdad? Algunos que no han hecho sacrificios a sus ancestros en años, incluso soñarán de repente que una persona fallecida les pide dinero. ¿Qué sentirán en su interior? “¡Qué triste que esta persona muerta necesite dinero para gastar! Quemaré algunos billetes por ellos. Si no lo hago, no estaría bien. Nosotros los vivos podemos meternos en problemas si no quemamos algunos billetes, ¿quién puede predecir cuándo golpeará la tragedia?”. Siempre habrá esta pequeña nube de miedo y preocupación en sus corazones. ¿Pero quién les hace sentir esta preocupación? (Satanás.) Es Satanás quien la produce. ¿No es esta una de las formas en las que Satanás corrompe al hombre? Usa diferentes medios y excusas para controlarte, amenazarte y atarte, hasta el punto de que caes en el aturdimiento, cedes y te sometes a él. Así es como Satanás corrompe al hombre. A menudo, cuando las personas son débiles o cuando no son plenamente conscientes de la situación, pueden hacer algo descabellado sin proponérselo; es decir, caen involuntariamente en las garras de Satanás y podrían hacer algo sin querer y sin saber lo que están haciendo. De esta forma corrompe Satanás al hombre. Incluso hay bastantes personas ahora que son reticentes a deshacerse de las tradiciones profundamente arraigadas y, sencillamente, no pueden renunciar a ellas. Cuando son débiles y pasivos, en especial, pueden desear celebrar este tipo de festividades y desean encontrarse con Satanás y satisfacerlo de nuevo, para así poder consolarse también ellos en su interior. ¿No es así como funciona? (Sí.) ¿Cuál es el trasfondo de estas tradiciones culturales? ¿Está la mano negra de Satanás manejando los hilos detrás del escenario? ¿Está la naturaleza malvada de Satanás manipulando y controlando las cosas? ¿Está Satanás controlando todas estas cosas? (Sí.) Cuando las personas viven en una cultura tradicional y celebran este tipo de festividades tradicionales, ¿podríamos decir que es un entorno en el que Satanás las está engañando y corrompiendo? ¿Y no se alegran de que Satanás las corrompa? ¿No son así las cosas? (Sí.) Esto es algo que reconocemos, ¿verdad? Y algo que todos sabemos.

D. Cómo usa Satanás la superstición para corromper al hombre

Estáis familiarizados con el término “superstición”, ¿verdad? ¿Con qué entran a menudo en contacto las personas en la superstición? (Dioses falsos.) Aquí se solapan algunas similitudes con la cultura tradicional, pero no hablaremos de ellas hoy. En su lugar, expondré las que nos encontramos más habitualmente: la adivinación, leer el futuro, quemar incienso y adorar a Buda. Algunas personas practican la adivinación, otras adoran a Buda y queman incienso, mientras que a otras les leen el futuro o se lo anuncian cuando permiten que alguien lea sus rasgos faciales. ¿A cuántos de vosotros os han predicho el futuro o leído el rostro? Esto es algo que capta el interés de la mayoría de las personas, ¿verdad? (Sí.) ¿Por qué? ¿Qué tipo de beneficio consiguen las personas de la predicción del futuro y de la adivinación? ¿Qué tipo de satisfacción obtienen de ello? (Curiosidad.) ¿Es sólo curiosidad? ¡No puede ser! ¿Cuál es el objetivo de la adivinación? ¿Por qué recurrir a ella? ¿Acaso no es para ver el futuro? Algunas personas hacen que les lean el rostro para predecir el futuro, otras lo hacen para ver si tendrán o no buena suerte. Unos lo hacen para ver cómo será su matrimonio, y otros para saber qué fortuna les traerá el año que tienen por delante. Algunas personas hacen que les lean el rostro para ver cómo serán las perspectivas de sus hijos e hijas, y ver todos los aspectos de estas cosas; algunos empresarios lo hacen para ver cuánto dinero ganarán y así poder conseguir alguna orientación sobre lo que deberían hacer. Algunos quieren saber simplemente cómo será su fortuna y qué les deparará el futuro. ¿Se trata sólo de satisfacer la curiosidad? (No.) Cuando las personas hacen que les lean el rostro o este tipo de cosas, es para su propio beneficio futuro y creen que todo esto está estrechamente relacionado con su propio destino. ¿Tiene utilidad alguna de estas cosas? (No.) ¿Por qué no? ¿No es algo bueno saber algo sobre el futuro? Esto te ayuda a saber cuándo pueden golpear los problemas, por lo que podrías evitarlos si lo supieras de antemano, ¿verdad? Hacer que te predigan el futuro podría permitirte tener ciertas directrices, de forma que el año que tienes por delante pueda ser bueno y te permita enriquecerte en los negocios. ¿No es eso útil? (No.) Que sea o no útil es algo que no guarda relación con nosotros; no comunicamos hoy al respecto. Nuestra exposición no incluye este contenido y tema. ¿Cómo usa Satanás la superstición para corromper al hombre? Lo que las personas saben de cosas como la adivinación, la lectura del rostro y la predicción del futuro tiene como objetivo poder saber cuál será su suerte en el futuro y cómo es el camino que les espera; sin embargo, al final, ¿qué manos están controlando ya estas cosas? (Las manos de Dios.) Están en las manos de Dios. En cuanto a Satanás, al servirse de estos métodos, ¿qué quiere él que la gente sepa? Satanás quiere usar la lectura del rostro y la predicción del futuro para decirles a las personas que conoce su suerte futura, y quiere decirles que conoce estas cosas y las controla. Quiere aprovecharse de esta oportunidad y usar estos métodos para controlar a las personas, de forma que estas tengan una fe ciega en él y obedezcan su palabra. Por ejemplo, si te leen el rostro, si el vidente cierra sus ojos y te cuenta todo lo que te ha acontecido en las últimas décadas con perfecta claridad, ¿cómo te sentirías por dentro? De repente, sentirías: “Admiro realmente a este vidente, ¡es tan preciso! Nunca le he contado mi pasado a nadie, ¿cómo ha sabido de él?”. No resultaría demasiado difícil para Satanás conocer tu pasado, ¿verdad? Dios te ha guiado hasta hoy, y Satanás también ha corrompido a las personas todo este tiempo y te ha seguido. Satanás es un espíritu maligno; para él, el paso de las décadas por ti no es nada y no le resulta difícil saber estas cosas. Cuando sabes que lo que él dice es preciso, ¿no le estás dando tu corazón? Tu futuro y tu suerte, ¿no estás dependiendo de su control? En un instante, tu corazón sentirá algún respeto o reverencia por él, y en el caso de algunas personas, ya les ha robado el alma. Y le preguntarás de inmediato al vidente: “¿Qué debería hacer después? ¿Qué debería evitar el año que viene? ¿Qué cosas no debo hacer?”. Y después, él responderá: “No debes ir allí, no debes hacer esto, no vistas ropa de un cierto color, no deberías ir a tales y tales lugares con demasiada frecuencia, y deberías hacer más ciertas cosas…”. ¿No seguirás a rajatabla y enseguida todo lo que él dice? (Sí.) Lo memorizarás con mayor rapidez que la palabra de Dios. ¿Por qué lo memorizarás con tanta rapidez? (Es beneficioso para mí.) Cuando quieras confiar en Satanás para tener buena suerte, ¿no es el momento en que este agarrará tu corazón? Cuando haces lo que él dice y sus palabras se hacen de esta forma realidad, tal como se predijo, ¿no querrás volver enseguida y averiguar qué suerte te traerá el año siguiente? (Sí.) Harás todo lo que Satanás te diga que hagas y evitarás lo que él te diga que evites. ¿Acaso no estarás obedeciendo todo lo que él dice? Te traerá pronto bajo su ala, te descarriará y te pondrá bajo su control. Esto ocurre porque crees que lo que él dice es la verdad y porque crees que él conoce tus vidas pasadas, tu vida actual, y lo que el futuro te deparará; este es el método que Satanás usa para controlar a las personas. Pero en realidad, ¿quién está controlándolo todo? Dios mismo, no Satanás. Satanás sólo está utilizando sus artimañas en este caso para engañar a personas ignorantes, personas que sólo ven el mundo físico creyendo y confiando en él. Entonces, caerán en sus garras y obedecerán todas sus palabras. ¿Pero se rinde Satanás cuando las personas quieren creer en Dios y seguirlo? No lo hace. En esta situación, ¿están cayendo realmente las personas en las garras de Satanás? (Sí.) ¿Podríamos decir que el comportamiento de Satanás a este respecto es realmente descarado? (Sí.) ¿Por qué diríamos esto? (Satanás usa el engaño.) Hmm, porque las artimañas de Satanás son fraudulentas y engañosas. Satanás es desvergonzado e induce a error a las personas y las lleva a pensar que controla su todo y las engaña haciéndolas pensar que controla su destino. Esto provoca que las personas ignorantes lleguen a obedecerlo por completo y que las time tan sólo con una frase o dos. En su aturdimiento, se inclinan ante él. ¿Es así? (Sí.) Por tanto, ¿qué clase de métodos usa Satanás? ¿Qué dice para conseguir que creas en él? Por ejemplo, puede que no le hayas dicho a Satanás cuántas personas hay en tu familia, pero él podría decir que sois tres, incluida una hija de siete años, así como la edad de tus padres. Si tenías tus sospechas y dudas al principio, ¿no sentirías que es un poco más creíble después de oír esto? (Sí.) Y después, Satanás podría decir: “El trabajo ha sido duro para ti hoy, tus superiores no te dan el reconocimiento que mereces y siempre están obrando contra ti”. Después de oír esto, pensarías: “¡Es exactamente así! Las cosas no han ido bien en el trabajo”. Entonces, creerías a Satanás un poco más. Seguidamente, él diría algo más para engañarte, haciendo que lo creas aún más y, poco a poco, te verás incapaz de resistirte más a él o de sospechar más de él. Satanás usa simplemente unas pocas artimañas triviales, incluso pequeños trucos insignificantes, para cautivarte. Una vez cautivado, serás incapaz de orientarte, no sabrás qué hacer, y comenzarás a seguir lo que Satanás dice. Este es el método “oh tan brillante” que él emplea para corromper al hombre, por medio del cual caes involuntariamente en su trampa y te seduce. ¿Ves? Satanás te cuenta unas pocas cosas que las personas imaginan que son buenas, y después te dice lo que hacer y qué evitar, y así es como empiezas a caer sin querer por esa senda. Una vez que desciendes por ella, sólo va a crearte problemas; pensarás constantemente en lo que Satanás dijo y lo que te dijo que hicieras, y te poseerá sin que te des cuenta. ¿Por qué ocurre esto? Porque la humanidad no tiene la verdad y es por tanto incapaz de mantenerse firme ante la tentación y la seducción de Satanás. Frente a la maldad, el engaño, la traición y la malicia de Satanás, la humanidad es demasiado ignorante, inmadura y débil, ¿verdad? ¿No es esta una de las formas en las que Satanás corrompe al hombre? (Sí.) Satanás engaña y tima al hombre, en contra de la voluntad de este, poco a poco, con sus diversos métodos, porque el hombre carece de la capacidad de diferenciar entre lo positivo y lo negativo. Carece de esa estatura, así como de la capacidad de triunfar sobre Satanás.

00:00
00:00

0Resultado(s) de búsqueda