Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

La Palabra manifestada en carne (Continuación)

Recital-latest-expression
La Palabra manifestada en carne (Continuación)

Categorías

Recital-the-word-appears-in-the-flesh
Declaraciones de Cristo de los últimos días (Selecciones)
Recital-god-word-selection
Palabras Clásicas de Dios (Pasajes)

Dios es la fuente de vida para todas las cosas (II)

Parte 4

2. El alimento y la bebida cotidianos que Dios prepara para la humanidad

Dime: ¿hay algo de lo que Dios hace, independientemente de que sea algo grande o pequeño, que no tenga valor o sentido? Todo lo que Él hace tiene valor y sentido. Expongamos esto a partir de una pregunta de la que hablan frecuentemente las personas: ¿Qué vino primero, la gallina o el huevo? ¿Cómo respondes a esto? La gallina vino primero, ¡eso es seguro! ¿Por qué vino primero la gallina? ¿Por qué no pudo hacerlo el huevo? ¿No sale el polluelo del mismo? Los huevos incuban polluelos, las gallinas empollan huevos. Después de empollar el huevo durante 21 días, el polluelo rompe el cascarón. Esa gallina pone huevos, y vuelven a salir polluelos de estos. ¿Qué vino antes entonces, la gallina o el huevo? (La gallina.) Respondéis “gallina” con seguridad. ¿Por qué lo hacéis? (La Biblia dice que Dios creó las aves y las bestias.) Eso se basa en la Biblia. Quiero que habléis sobre vuestro propio conocimiento para ver si tenéis un conocimiento práctico de las acciones de Dios. ¿Estáis seguros de vuestra respuesta o no? (Porque todas las cosas creadas por Dios se refuerzan y se contienen entre sí, y dependen mutuamente las unas de las otras. Dios creó a la gallina, que puede poner huevos, y después tiene que empollarlos. Hay esa necesidad y funcionalidad.) Algunos hermanos y hermanas se han reído. ¿Por qué no habláis de ello? (Dios creó a la gallina, y después le dio la capacidad de reproducir vida.) ¿Qué capacidad? (La capacidad de empollar huevos, y de hacer que la vida continúe.) Hmm, esta explicación es más o menos correcta. ¿Tienen otros hermanos y hermanas una opinión diferente? Habla libremente y comunica. Esta es la casa de Dios, es la iglesia. Si tenéis algo que decir, decidlo. (Esto es lo que yo pienso: Dios creó todas las cosas, y todo lo que creó es bueno y perfecto. La gallina es una criatura orgánica y tiene las funciones de criar y empollar huevos. Esto es perfecto. Por tanto, la gallina vino primero, y después el huevo. Ese es el orden.) (Primero la gallina, y después el huevo.) Esto es seguro. No es un misterio muy profundo, pero las personas del mundo lo ven como tal y usan la filosofía para su razonamiento. Al final, siguen sin llegar a una conclusión. Esto es parecido al caso de que el hombre no sabe que el pollo fue creado por Dios. El hombre no conoce este principio, y tampoco tiene claro si el huevo o la gallina deberían ir en primer lugar. No saben qué debería ser primero, por lo que siempre son incapaces de encontrar la respuesta. Entonces decidme: ¿qué debería haber venido primero, la gallina o el huevo? Es muy normal que la gallina viniera primero. Si el huevo hubiese venido antes que la gallina, ¡eso sería anormal! La gallina definitivamente vino primero. Esto es algo muy simple y no exige que seáis demasiado expertos. Dios creó todo esto y Su propósito inicial fue que el hombre lo disfrutara; una vez que existe la gallina, el huevo viene de forma natural. ¿No es obvio? Si el huevo hubiera sido creado primero, ¿no seguiría necesitando a la gallina para empollarlo? Por lo que crearla directamente fue mucho más fácil. Así que Dios creó a la gallina y esta pone huevos y también los empolla para que nazcan los polluelos, mientras que el hombre puede comerse el pollo. ¿No es esto conveniente? La forma en la que Dios hace las cosas es sucinta y no es complicada. El huevo también tiene un antepasado, y es la gallina. ¡Lo que Dios creó era un ser viviente! La humanidad corrupta es realmente absurda y ridícula, enredándose siempre en estas cosas tan simples e incluso termina inventado un montón de falacias absurdas. ¡Es tan infantil! La relación entre el huevo y la gallina está clara: la gallina vino primero. Esa es la explicación más correcta, la manera más correcta de entenderlo y la respuesta más correcta. Esto es lo correcto.

Al principio hablamos acerca del entorno de vida de la humanidad y de lo que Dios hizo, preparó y con lo que trató para este entorno, y también hablamos de las relaciones entre todas las cosas que Dios preparó para la humanidad y cómo se ocupó Él de esas relaciones para evitar que todas las cosas le causaran perjuicio al hombre. Dios también se ocupó de los diversos elementos implicados en todas esas cosas, así como de las influencias negativas que pudiesen tener sobre el entorno de la humanidad, permitió que todas las cosas maximizasen sus funciones, trajo a la humanidad a un entorno favorable, e hizo beneficioso cada elemento, a fin de que el hombre se pudiese adaptar al mismo y continuar con normalidad el ciclo de reproducción y vida. Después estaba la comida necesaria para el cuerpo humano: la comida y la bebida diarias que también es una condición necesaria para la supervivencia de la humanidad. Es decir, el cuerpo humano no puede vivir tan sólo respirando, sólo con la luz del sol o con el viento, o sólo con temperaturas adecuadas; también necesita llenar su estómago. Dios también ha preparado totalmente estas cosas para llenar el estómago de la humanidad: esta es la fuente de los alimentos del hombre. Después de ver estos productos ricos y abundantes, las fuentes de comida y bebida de la humanidad, ¿puedes decir que Dios es la fuente de la provisión para la misma y para todas las cosas? Puedes afirmarlo rotundamente. Si Dios sólo hubiese creado los árboles y la hierba, o diversos seres vivientes cuando creó todas las cosas, y el hombre no hubiese podido comer ninguno de ellos, ¿habría podido sobrevivir la humanidad hasta ahora? Y si las diversas cosas vivientes y las plantas, entre todas las cosas creadas por Dios, fuesen únicamente para alimentar al ganado, a las ovejas, a las cebras, a los ciervos y a otra diversidad de animales (por ejemplo, los leones comen cebras y ciervos, los tigres comen corderos y cerdos) pero no hubiera ni una sola cosa adecuada para el consumo de los seres humanos, ¿funcionaría esto? No. Si fuera así, la humanidad no podría seguir sobreviviendo. ¿Y si los seres humanos solamente comieran hojas? ¿Funcionaría? El estómago humano no podría tolerarlo. No lo sabrás si no lo intentas, pero una vez lo hagas lo tendrás muy claro. ¿Podrías comer el pasto preparado para el ganado y las ovejas? Quizá podría aceptarse si sólo pruebas un poco, pero si la sigues consumiendo a largo plazo, no durarás mucho. Los animales pueden comer algunas cosas que envenenarían a los seres humanos si las comieran. Hay algunas cosas venenosas que los animales pueden comer sin que les afecte, pero los seres humanos no pueden hacer lo mismo. Fue Dios quien los creó, por lo que Él sabe mejor que nadie los principios y la estructura del cuerpo humano y lo que este necesita. Él tiene perfectamente claro cuál es su composición y su contenido, lo que necesita, y cómo sus órganos internos funcionan, absorben, eliminan y metabolizan. Las personas no lo tienen tan claro y, en ocasiones, comen y se suplementan ciegamente. Se suplementan demasiado y acaban provocando un desequilibrio. Si comes estas cosas que Dios preparó para ti, y las comes y disfrutas de ellas con normalidad, todo funcionará correctamente en ti. Incluso si en ocasiones tu estado de ánimo es malo y sufres una hemostasia, no importa. Sólo debes comer cierto tipo de planta y el problema se eliminará. Dios ha preparado todas estas cosas. A Sus ojos, la humanidad está muy por encima de cualquier otro ser viviente. Dios preparó entornos de vida para toda clase de plantas y preparó alimentos y entornos vitales para toda clase de animales, pero sólo los requisitos de la humanidad hacia su propio entorno de vida, son los más estrictos e intolerantes con los descuidos. De lo contrario, esta no podría seguir desarrollándose, reproduciéndose y viviendo normalmente. Dios lo sabe muy bien en Su corazón; cuando Él hizo esto, atribuyó mayor importancia en ello que en cualquier otra cosa. Quizás seas incapaz de sentir la importancia de algo insignificante que ves y de lo que disfrutas, o de algo con lo que sientes que has nacido y que puedes disfrutar, pero Dios ya lo había preparado para ti hace mucho tiempo, Él ha eliminado y resuelto, en el mayor grado posible, todos los factores negativos que no son favorables a la humanidad y que pueden perjudicar al cuerpo humano. ¿Qué deja esto en claro? ¿Deja clara, esta vez, la actitud de Dios hacia la humanidad cuando la creó? ¿Cuál fue esa actitud? Su actitud fue rigurosa y seria, y no toleró la interferencia de ningún factor, condición o fuerzas enemigas aparte de Dios. A partir de esto, puedes ver la actitud de Dios cuando creó a la humanidad y la gestiona esta vez. ¿Cuál es la actitud de Dios? Podemos percibirla en el entorno de vida y de supervivencia que la humanidad disfruta, así como en su comida, su bebida y sus necesidades diarias; también podemos verla en Su mantenimiento de la reproducción y la vida de la humanidad, en la responsabilidad que tiene hacia ella y en Su determinación para salvarla esta vez. ¿Podemos ver la autenticidad de Dios a través de estas cosas? ¿Podemos ver lo maravillo que es? ¿Podemos ver lo insondable que es? ¿Podemos ver Su omnipotencia? Dios simplemente usa Su forma todopoderosa y sabia para proveer para toda la humanidad y para todas las cosas.

En este sentido, después de haber dicho Yo tanto, ¿podéis decir que Dios es la fuente de vida para todas las cosas? (Sí.) ¡Rotundamente sí! Esto es seguro. La provisión de Dios para todas las cosas basta para mostrar que Él es la fuente de vida para estas, porque Él es la fuente de provisión que ha permitido que todas las cosas existan, vivan, se reproduzcan y sigan adelante. Aparte de Dios no existe otro. Él suple todas las necesidades de todas las cosas y las de la humanidad, independientemente de que sean las más básicas, lo que las personas necesitan a diario, o la provisión de verdad para los espíritus de las personas. Desde todas las perspectivas, cuando se trata de la identidad de Dios y de Su estatus ante la humanidad, sólo Dios mismo es la fuente de vida para todas las cosas. Esto es una verdad incuestionable. Él es el Gobernador, el Señor y el Proveedor de este mundo material que las personas pueden ver con sus propios ojos y sentir. ¿No es esta la identidad de Dios para la humanidad? Esto es totalmente cierto. Por tanto, cuando ves pájaros volando en el cielo, deberías saber que Dios creó cosas que pueden volar. Pero también hay seres vivientes que nadan en el agua, y también sobreviven de diferentes maneras. Los árboles y las plantas que viven en el suelo germinan en primavera, dan fruto y pierden hojas en otoño; y en invierno todas estas ya han caído y ellos pasan el invierno. Esa es su forma de supervivencia. Dios creó todas las cosas, cada una de las cuales vive de diferentes formas y maneras, y usa distintos métodos para exhibir su poder y su forma de vida. Cualquiera que sea el método, todo está bajo el dominio de Dios. ¿Cuál es el propósito de que Dios gobierne sobre todas las distintas formas de vida, sobre todos los seres vivientes? ¿Acaso es por el bien de la supervivencia de la humanidad? (Sí.) Él controla todas las leyes de la vida para el beneficio de la supervivencia de la humanidad. Esto muestra simplemente cuán importante es esta para Dios. ¿Lo puedes ver ahora?

Que la humanidad pueda sobrevivir y reproducirse con normalidad es de la mayor importancia para Dios; por lo tanto, Él provee constantemente para la humanidad y para todas las cosas. Lo hace de diferentes formas, y bajo las circunstancias de mantener la supervivencia de las mismas, permite a la humanidad continuar avanzando así para mantener su existencia normal. Estos son los dos aspectos que estamos comunicando hoy. ¿Cuáles son estos dos aspectos? (Desde la macroperspectiva, Dios creó el entorno de vida para la humanidad; ese es el primer aspecto. Asimismo, Dios preparó estas cosas materiales que el hombre necesita, y que puede ver y tocar.) Hemos comunicado nuestro tema principal a través de estos dos aspectos. ¿Cuál es nuestro tema principal? (Dios es la fuente de vida para todas las cosas.) Deberíais tener ahora algún entendimiento de por qué comuniqué semejante contenido bajo este tema. ¿Ha habido alguna exposición no relacionada con el tema principal? Ninguna, ¿verdad? Quizás después de oír estas cosas, algunos de vosotros podríais obtener algún entendimiento y sentir que estas palabras son muy importantes; sin embargo, otros sólo podrían tener un poco de entendimiento literal y sentir que estas palabras no importan. Independientemente de cómo entendáis esto ahora, vosotros los aquí presentes, durante el transcurso de vuestra experiencia llegará un día en el que vuestro entendimiento alcance un cierto punto; es decir, cuando vuestro conocimiento de las acciones de Dios y Dios mismo alcance cierto nivel, usaréis vuestras propias palabras prácticas para comunicar un testimonio profundo y verdadero de las acciones de Dios.

Pienso que vuestro entendimiento ahora sigue siendo, bastante simple y literal, pero después de escucharme comunicar estos dos aspectos, ¿eres al menos capaz de reconocer los métodos que Dios usa con el fin de proveer para la humanidad o cuáles con las cosas que Él provee para la humanidad? ¿Poseéis un concepto y un entendimiento básicos? ¿Pero guardan relación con la Biblia estos dos aspectos que he comunicado? (No.) ¿Tienen relación con el juicio y el castigo de Dios en la Era del Reino? (No.) Entonces, ¿por qué he comunicado estos dos aspectos? ¿Obedece a que las personas deben entenderlos para conocer a Dios? (Sí.) Es muy necesario conocerlos y también entenderlos. No te limites solamente a la Biblia ni al juicio, ni al castigo del hombre por parte de Dios para entenderlo todo sobre Él. ¿Cuál es el propósito de que me salte el ámbito de comunicar la Biblia y de que me salga de las palabras de Dios de la Era del Reino? Lo hago para que las personas puedan saber que Dios no es sólo el Dios de Su pueblo escogido. En la actualidad, tú sigues a Dios, y Él es tu Dios; sin embargo, para los que no forman parte de aquellos que le siguen a Él, ¿es Dios su Dios? ¿Es Dios el Dios de todas las personas, fuera de aquellos que lo siguen a Él? (Sí.) ¿Entonces, es Dios el Dios de todas las cosas? (Sí.) ¿Hace Dios Su obra y lleva a cabo Sus acciones simplemente en aquellos que le siguen? (No.) Su ámbito es todo el universo. Desde la perspectiva pequeña, entre todas las cosas su ámbito es la totalidad de la humanidad. Desde la gran perspectiva, es todo el universo. Por tanto, podemos decir que Dios hace Su obra y lleva a cabo Sus acciones en medio de toda la humanidad; con esto basta para que las personas lo sepan todo sobre Dios mismo. Si quieres conocer a Dios, llegar realmente a conocerle y entenderle, no te limites a las tres etapas de la obra de Dios ni a las historias de la obra que Él llevó a cabo en el pasado. Si tratas de conocerle así, lo estás confinando dentro de cierto límite, lo estás considerando demasiado insignificante. ¿Qué influencias te traerían estas consecuencias? Nunca podrías conocer lo maravilloso de Dios y Su supremacía, ni Su poder y Su omnipotencia, ni tampoco el alcance de Su autoridad. Ese entendimiento influenciaría tu capacidad de aceptar la verdad de que Dios es el Gobernador de todas las cosas, así como tu conocimiento de Su verdadera identidad y estatus. En otras palabras, si tu entendimiento de Dios tiene un alcance limitado, lo que recibes también es limitado. Por esta razón debes expandir el alcance y abrir tus horizontes. Tanto en cuanto al ámbito de la obra de Dios, de Su gestión y de Su gobierno, como en cuanto a todas las cosas gobernadas y gestionadas por Él, deberías llegar a conocerlo todo y las acciones de Dios contenidas en ello. A través de esta forma de entendimiento, sentirás inconscientemente que Dios está gobernando, gestionando y proveyendo para todas las cosas. Al mismo tiempo, también sentirás verdaderamente que tú formas parte de todas las cosas y un miembro de ellas. A medida que Dios provee para todas las cosas, igualmente aceptas el dominio y la provisión de Dios. Este es un hecho que nadie puede negar. Todas las cosas están sujetas a sus propias leyes, es decir que están bajo el dominio de Dios, y todas las cosas tienen su propia norma de supervivencia que también se encuentran bajo el gobierno de Dios, mientras que el destino de los hombres y lo que ellos necesitan también están estrechamente relacionados con el dominio y la provisión de Dios. Esa es la razón por la que, bajo el dominio y el gobierno de Dios, la humanidad y todas las cosas están interconectadas, entretejidas y dependen las unas de las otras. Este es el propósito y el valor de la creación de todas las cosas por parte de Dios. ¿Entendéis esto ahora? (Sí.) Si lo entendéis, finalicemos entonces aquí nuestra comunicación de hoy. ¡Adiós!

2 de febrero de 2014

00:00
00:00

0Resultado(s) de búsqueda