Palabras diarias de Dios | Fragmento 143 | "Dios mismo, el único IV"

Mira en retrospectiva en tu vida hasta ahora, a todas las cosas que Dios ha hecho en ti en todos los años de tu fe. Lo sintieras o no en profundidad, ¿no fue necesario? ¿No fue lo que más necesitabas obtener? (Sí). ¿No es esto cierto? ¿No es esto la vida? (Sí). ¿Te ha esclarecido Dios alguna vez para que devolvieras o pagaras de vuelta algo, después de que Él te diera esas cosas? (No). ¿Cuál es, pues, el propósito de Dios? ¿Por qué hace Dios esto? ¿Tiene Dios también un objetivo para ocuparte? (No). ¿Quiere Dios ascender a Su trono en el corazón de los hombres? (Sí). Entonces, ¿cuál es la diferencia entre Dios ascendiendo a Su trono y la ocupación forzada de Satanás? Dios quiere ganar el corazón del hombre, ocuparlo; ¿qué significa esto? ¿Quiere decir que Dios quiere que los seres humanos se conviertan en Sus marionetas, Sus máquinas? (No). Entonces, ¿cuál es Su propósito? ¿Existe alguna diferencia entre el hecho de que Dios quiera ocupar el corazón del hombre y la ocupación y el apego de Satanás al hombre por la fuerza? (Sí). ¿Cuál es la diferencia? ¿Puedes contestarme con claridad? (Satanás lo hace a la fuerza, mientras que Dios deja que el hombre se ofrezca voluntario). Satanás utiliza la fuerza, mientras que Dios deja que te ofrezcas tú. ¿Es esta la diferencia? ¿Para qué quiere Dios tu corazón? Y, además, ¿para qué quiere Dios ocuparte? ¿Cómo entendéis en vuestro corazón “Dios ocupa el corazón del hombre”? Aquí tenemos que ser justos con Dios, de otro modo las personas siempre lo entienden mal y dicen: “Dios siempre quiere ocuparme. ¿Para qué quiere hacerlo? No quiero ser ocupado, sólo quiero ser yo mismo. Decís que Satanás ocupa a las personas, pero Dios también lo hace: ¿Acaso no es lo mismo? No quiero dejar que nadie me ocupe. Soy yo mismo”. ¿Cuál es la diferencia aquí? Tomaos un minuto para reflexionar en ello. Os pregunto: ¿Es “Dios ocupa al hombre” una frase vacía? ¿Significa la ocupación del hombre que Él vive en tu corazón? ¿Domina Dios cada palabra y cada movimiento tuyos? Si te dice que levantes el brazo izquierdo, ¿te atreves a no hacerlo? Si te dice que te sientes, ¿osas no levantarte? Si te dice que vayas hacia el este, ¿no te atreves a ir hacia el oeste? ¿Es una ocupación que significa algo parecido a esto? (No). ¿Qué es, entonces? (Significa que el hombre viva lo que Dios tiene y es). A lo largo de estos años que Dios ha gestionado al hombre, en Su obra en el hombre y hasta el presente en esta última etapa, ¿cuál es el efecto esperado en el hombre de todas las palabras que Él ha hablado? ¿Será que el hombre viva lo que Dios tiene y es? Considerando el significado literal de “Dios ocupa el corazón del hombre”, se diría que Dios lo toma y lo ocupa, vive en él y no vuelve a salir jamás; vive dentro de él y se convierte en el amo del corazón del hombre, para dominar y disponerlo a voluntad, de manera que el ser humano tiene que ir dondequiera que Dios le diga. En este nivel de significado, parece como si todas las personas se hubieran convertido en Dios, estuvieran en posesión de Su esencia, de Su carácter. Por tanto, en este caso, ¿podría el hombre realizar también los actos y los hechos de Dios? ¿Se puede explicar “ocupación” de este modo? (No). ¿Qué es, pues? Os pregunto esto: ¿Son todas las palabras y las verdades que Dios le proporciona al hombre una revelación de Su esencia y de lo que Él tiene y es? (Sí). Esto es seguro, ¿verdad? ¿Pero son todas las palabras que Dios provee al hombre para que Dios mismo las practique y las posea? Tomaos un minute para pensar en ello. Cuando Dios juzga al hombre, ¿por qué lo hace? ¿De dónde procedieron estas palabras? ¿Cuál es el contenido de las palabras que Dios pronuncia cuando juzga al hombre? ¿En qué se basan? ¿Acaso en el carácter corrupto del hombre? (Sí). ¿Se basa el efecto logrado por el juicio de Dios sobre el hombre en Su esencia? (Sí). ¿Es, pues, la ocupación del hombre por parte de Dios una frase vacía? Ciertamente no lo es. Entonces, ¿por qué le dirige Dios esas palabras al hombre? ¿Cuál es Su propósito al pronunciarlas? ¿Las quiere usar para la vida del hombre? (Sí). Dios quiere usar toda esta verdad que ha hablado para la vida del hombre. Por tanto, cuando el hombre toma toda esta verdad y la palabra de Dios y las transforma en su propia vida, ¿puede el hombre obedecer entonces a Dios? ¿Puede temerle? ¿Puede el ser humano apartarse entonces del mal? Cuando el hombre ha alcanzado este punto, ¿puede ya obedecer la soberanía y la disposición de Dios? ¿Está el hombre entonces en una posición de someterse a la autoridad de Dios? Cuando personas como Job o Pedro llegan al final de su camino, cuando se puede considerar que su vida ha madurado, cuando tienen un entendimiento real de Dios, ¿puede Satanás todavía extraviarlos? ¿Puede aún ocuparlos? ¿Puede apegarse a ellos a la fuerza? (No). ¿Qué tipo de personas es esta, pues? ¿Es alguien a quien Dios ha ganado por completo? (Sí). En este nivel de significado, ¿cómo ves a este tipo de persona que ha sido ganada por completo por Dios? Para Él, bajo estas circunstancias, ya ha ocupado el corazón de esta persona. ¿Pero qué siente esta persona? ¿Es que la palabra de Dios, Su autoridad y Su camino cobran vida dentro del hombre, y entonces esta vida que ocupa todo su ser y hace que lo que vive, así como su esencia, se adecúen para satisfacer a Dios? Desde el punto de vista de Dios ¿está el corazón de la humanidad en este momento mismo ocupado por Él? (Sí). ¿Cómo entiendes este nivel de significado ahora? ¿Es el Espíritu de Dios el que te ocupa? (No). Entonces, ¿qué es exactamente lo que te ocupa? (La palabra de Dios). Bueno, la palabra de Dios, el camino de Dios. Es la verdad y la palabra de Dios que se convierten en tu vida. En ese momento, el hombre tiene la vida que viene de Dios, pero no podemos afirmar que esta vida sea la de Dios. Es la vida que el hombre debería derivar de la palabra de Dios. ¿Podemos afirmar que esta vida es la vida de Dios? (No). Por tanto, independientemente del tiempo que el hombre lleve siguiendo a Dios, de las muchas palabras que pueda obtener de Él, el ser humano no puede nunca convertirse en Dios. ¿No es esto correcto? (Sí). Aunque un día Él diga: “He ocupado tu corazón, ahora posees Mi vida”, ¿sentirías entonces que eres Dios? (No). ¿En qué te convertirías? ¿No tendrías una obediencia absoluta a Dios? ¿No estarían tu cuerpo y tu corazón llenos de la vida que Dios te ha concedido? Esta es una manifestación normal cuando Dios ocupa el corazón del hombre. Esto es un hecho. Por tanto, considerándolo desde este aspecto, ¿puede el hombre convertirse en Dios? (No). Cuando el hombre ha obtenido todo de la palabra de Dios, cuando puede temerle a Él y apartarse del mal, ¿puede el hombre poseer la identidad de Dios? (No). ¿Puede el hombre poseer la esencia de Dios? (No). Independientemente de lo que ocurra, después de todo, el hombre sigue siendo hombre. Eres una creación; cuando has recibido la palabra de Dios y Su camino, sólo posees la vida que procede de Su palabra, y nunca puedes convertirte en Dios.

Extracto de “La Palabra manifestada en carne”

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado