Palabras diarias de Dios | Fragmento 178 | "Dios mismo, el único VIII"

Dios no es sólo el Dios de Su pueblo escogido. En la actualidad, tú sigues a Dios, y Él es tu Dios; sin embargo, para los que no forman parte de aquellos que le siguen a Él, ¿es Dios su Dios? ¿Es Dios el Dios de todas las personas, fuera de aquellos que lo siguen a Él? (Sí). ¿Entonces, es Dios el Dios de todas las cosas? (Sí). ¿Hace Dios Su obra y lleva a cabo Sus acciones simplemente en aquellos que le siguen? (No). Su ámbito es todo el universo. Desde la perspectiva pequeña, entre todas las cosas su ámbito es la totalidad de la humanidad. Desde la gran perspectiva, es todo el universo. Por tanto, podemos decir que Dios hace Su obra y lleva a cabo Sus acciones en medio de toda la humanidad; con esto basta para que las personas lo sepan todo sobre Dios mismo. Si quieres conocer a Dios, llegar realmente a conocerle y entenderle, no te limites a las tres etapas de la obra de Dios ni a las historias de la obra que Él llevó a cabo en el pasado. Si tratas de conocerle así, lo estás confinando dentro de cierto límite, lo estás considerando demasiado insignificante. ¿Qué influencias te traerían estas consecuencias? Nunca podrías conocer lo maravilloso de Dios y Su supremacía, ni Su poder y Su omnipotencia, ni tampoco el alcance de Su autoridad. Ese entendimiento influenciaría tu capacidad de aceptar la verdad de que Dios es el Gobernador de todas las cosas, así como tu conocimiento de Su verdadera identidad y estatus. En otras palabras, si tu entendimiento de Dios tiene un alcance limitado, lo que recibes también es limitado. Por esta razón debes expandir el alcance y abrir tus horizontes. Tanto en cuanto al ámbito de la obra de Dios, de Su gestión y de Su gobierno, como en cuanto a todas las cosas gobernadas y gestionadas por Él, deberías llegar a conocerlo todo y las acciones de Dios contenidas en ello. A través de esta forma de entendimiento, sentirás inconscientemente que Dios está gobernando, gestionando y proveyendo para todas las cosas. Al mismo tiempo, también sentirás verdaderamente que tú formas parte de todas las cosas y un miembro de ellas. A medida que Dios provee para todas las cosas, igualmente aceptas el dominio y la provisión de Dios. Este es un hecho que nadie puede negar. Todas las cosas están sujetas a sus propias leyes, es decir que están bajo el dominio de Dios, y todas las cosas tienen su propia norma de supervivencia que también se encuentran bajo el gobierno de Dios, mientras que el destino de los hombres y lo que ellos necesitan también están estrechamente relacionados con el dominio y la provisión de Dios. Esa es la razón por la que, bajo el dominio y el gobierno de Dios, la humanidad y todas las cosas están interconectadas, entretejidas y dependen las unas de las otras. Este es el propósito y el valor de la creación de todas las cosas por parte de Dios.

Extracto de “La Palabra manifestada en carne”

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado