Palabras diarias de Dios | Fragmento 150 | "Deberías saber cómo la humanidad completa se ha desarrollado hasta el día de hoy"

Primero Dios creó a Adán y Eva, y Él también creó una serpiente. Entre todas las cosas, la serpiente era la más venenosa; su cuerpo contenía veneno, y Satanás usó este veneno a su favor. Fue la serpiente la que tentó a Eva a pecar. Adán pecó después que lo hizo Eva, y luego los dos fueron capaces de distinguir entre el bien y el mal. Si Jehová hubiese sabido que la serpiente tentaría a Eva, y que Eva podría tentar a Adán, ¿por qué los puso a todos juntos dentro de un jardín? Si Él era capaz de predecir estas cosas, ¿por qué creó una serpiente y la colocó en el interior del jardín del Edén? ¿Por qué el jardín del Edén contiene frutos del árbol del conocimiento del bien y del mal? ¿Acaso Él tenía la intención de que ellos comieran este fruto? Cuando Jehová vino, ni Adán ni Eva se atrevieron a mirarlo de frente, y fue sólo en este momento que Jehová supo que habían comido el fruto del árbol del conocimiento del bien y el mal y que habían sido presa de los engaños de la serpiente. Al final maldijo a la serpiente, y maldijo a Adán y a Eva. Jehová no estaba al tanto sobre cuándo los dos comieron del fruto del árbol. La humanidad se fue corrompiendo hasta el punto de volverse malvada y sexualmente promiscua, incluso hasta el punto de que todas las cosas que albergaban en sus corazones eran malévolas e injustas; todos se habían vuelto suciedad. Por tanto, Jehová se arrepintió de la creación de la humanidad. A partir de ese momento, Él llevó a cabo Su obra de destruir el mundo con un diluvio, el cual Noé y sus hijos sobrevivieron. Algunas cosas no son en verdad tan avanzadas y sobrenaturales como la gente se imagina. Algunos preguntan: Puesto que Dios sabía que el arcángel lo traicionaría, ¿por qué lo creó? Estos son los hechos: cuando aún no existía la tierra, el arcángel era el más grande de los ángeles del cielo. Tenía jurisdicción sobre todos los ángeles en el cielo; esta era la autoridad que Dios le concedió. A excepción de Dios, él era el más grande de los ángeles del cielo. Más tarde, cuando Dios creó a la humanidad, el arcángel llevó a cabo una mayor traición hacia Dios sobre la tierra. Digo que traicionó a Dios, porque quiso gestionar a la humanidad y sobrepasar la autoridad de Dios. Fue el arcángel el que tentó a Eva a pecar; lo hizo porque deseaba establecer su reino en la tierra y hacer que la humanidad traicionara a Dios, y lo obedeciera a este en su lugar. El arcángel vio que había muchas cosas que lo obedecían; los ángeles lo obedecían, al igual que las personas sobre la tierra. Los pájaros y animales, árboles, bosques, montañas, ríos y todas las cosas sobre la tierra estaban bajo el cuidado del hombre —es decir, Adán y Eva— mientras que Adán y Eva lo obedecían. Así, el arcángel deseaba superar la autoridad de Dios y traicionar a Dios. Posteriormente llevó a muchos ángeles a traicionar a Dios, que luego se convirtieron en varios espíritus impuros. ¿Acaso el desarrollo de la humanidad hasta el día de hoy no ha sido causado por la corrupción del arcángel? La humanidad es hoy día como es, sólo debido a que el arcángel traicionó a Dios y corrompió a la humanidad. Este trabajo paso a paso no está ni siquiera cerca de ser tan abstracto y simple como la gente se imagina. Satanás llevó a cabo su traición por una razón, pero la gente es incapaz de comprender una cosa tan simple. ¿Por qué creó Dios los cielos y la tierra y todas las cosas, y también creó a Satanás? Puesto que Dios desprecia tanto a Satanás, y Satanás es Su enemigo, ¿por qué creó a Satanás? Al crear a Satanás, ¿no estaba Él creando un enemigo? Dios en realidad no creó un enemigo; más bien, Él creó un ángel, y más tarde el ángel lo traicionó. Su estatus era tan grande que deseó traicionar a Dios. Se podría decir que esta fue una coincidencia, pero también fue una tendencia inevitable. Es similar al hecho de cómo uno va a morir inevitablemente a cierta edad; ciertas cosas ya se han desarrollado hasta una etapa específica. Hay alguna gente absurda que dice: Puesto que Satanás es Tu enemigo, ¿por qué lo has creado? ¿Acaso no sabías que el arcángel te traicionaría? ¿Acaso no puedes echar una mirada de eternidad a eternidad? ¿Acaso no conocías su naturaleza? Ya que sabías claramente que este te traicionaría, entonces ¿por qué lo hiciste arcángel? Incluso si se ignora el tema de tu traición, aun así, se llevó a tantos ángeles y descendió al mundo de los mortales para corromper a la humanidad; hasta el día de hoy, Tú no has podido completar Tu plan de gestión de seis mil años. ¿Es esto correcto? ¿No estás creando más problemas de los necesarios? Y otros dicen: Si Satanás no hubiese corrompido a la humanidad hasta el presente día, Dios no habría salvado a la humanidad de esta manera. En este caso, la sabiduría y omnipotencia de Dios habrían sido invisibles; ¿dónde se manifestaría Su sabiduría? Entonces Dios creó una raza humana para Satanás; en el futuro Dios revelaría Su omnipotencia, de no ser así, ¿cómo descubriría el hombre la sabiduría de Dios? Si el hombre no se hubiese resistido a Él ni hubiese actuado con rebeldía hacia Él, sería innecesario que Sus actos se manifestaran. Si toda la creación lo adorara y lo obedeciera, entonces Él no tendría ningún trabajo que hacer. Esto está aún más lejos de la realidad de las cosas, porque no hay nada sucio acerca de Dios, y por eso Él no puede crear algo sucio. Él revela ahora Sus actos sólo con el fin de derrotar a Su enemigo, para salvar a la humanidad, la cual Él creó, para derrotar a los demonios y a Satanás, que lo odian, lo traicionan y se resisten a Él, y que estaban bajo Su dominio y le pertenecían a Él desde el principio; Él quiere derrotar a estos demonios y al hacerlo revelar Su omnipotencia a todas las cosas. La humanidad y todas las cosas sobre la tierra están ahora bajo el dominio de Satanás y bajo el dominio de los malvados. Dios quiere revelar Sus actos a todas las cosas para que la gente lo conozca, y con ello vencer a Satanás y derrotar totalmente a Sus enemigos. La totalidad de este trabajo se logra por medio de la revelación de Sus actos. Todas Sus criaturas están bajo el dominio de Satanás, y por ende Él desea revelar Su omnipotencia a ellos, derrotando con ello a Satanás. Si no existiera Satanás, Él no necesitaría revelar Sus actos. Si no fuera por el acoso de Satanás, Él habría creado a la humanidad, y los guiaría a vivir en el jardín del Edén. ¿Por qué Él nunca reveló todos Sus actos a los ángeles o al arcángel antes de la traición de Satanás? Si los ángeles y el arcángel lo hubiesen conocido, y también lo hubiesen obedecido desde el principio, entonces Él no hubiese llevado a cabo esos actos de trabajo sin sentido. Debido a la existencia de Satanás y los demonios, la gente se resiste a Él y están llenos hasta el tope de un carácter rebelde, y por eso Dios quiere revelar Sus actos. Debido a que Él desea hacer la guerra a Satanás, Él tiene que usar Su propia autoridad para derrotar a Satanás y utilizar todos Sus actos para derrotar a Satanás; de esta manera, Su obra de salvación que Él desempeña entre la humanidad, permitirá que la gente vea Su sabiduría y omnipotencia. La obra que Dios hace en la actualidad es significativa y de ninguna manera se asemeja a lo que algunas personas dicen: “¿Acaso el trabajo que Tú haces no es contradictorio? ¿No es esta sucesión de trabajos un mero ejercicio para que te crees problemas? Tú creaste a Satanás, luego le permitiste que te traicionara y que se resistiera a Ti. Tú creaste la humanidad, y luego la entregaste a Satanás, y permitiste que Adán y Eva fueran tentados. Puesto que has hecho todas estas cosas intencionalmente, ¿por qué detestas a la humanidad? ¿Por qué detestas a Satanás? ¿No son acaso estas cosas producidas por Ti mismo? ¿Qué hay allí para que odies?”. Mucha gente absurda dirá eso. Desean amar a Dios, pero en sus corazones se quejan de Dios. ¡Qué contradictorio! No comprendes la verdad, tienes demasiados pensamientos sobrenaturales, e incluso aseveras que estos son un error de Dios. ¡Qué absurdo eres! Tú eres quien juega con la verdad; ¡no es un error de Dios! Algunas personas incluso se quejan una y otra vez: Fuiste Tú quien creó a Satanás, y fuiste Tú quien le entregó a Satanás la humanidad. La humanidad posee un carácter satánico; en lugar de perdonarlos, Tú los detestas enormemente. Al principio Tú amabas a la humanidad enormemente. Tú tiraste a Satanás en el mundo del hombre, y ahora detestas a la humanidad. Eres Tú quien detesta y ama a la humanidad, ¿cuál es la explicación para esto? ¿No es esto una contradicción? Independientemente de cómo vosotros lo veáis, esto fue lo que ocurrió en el cielo; el arcángel traicionó a Dios de esta manera, y la humanidad se corrompió de esta manera y aun hasta hoy continúa siendo así. Independientemente de cómo lo parafraseéis, esta es toda la historia. Sin embargo, vosotros debéis comprender que Dios hace la obra de hoy con el fin de salvaros y con el fin de derrotar a Satanás.

Extracto de “La Palabra manifestada en carne”

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado