173 Siete truenos salen del trono

Siete truenos salen desde el trono,

resuenan por los cielos.

El universo entero tiembla,

el cielo y la tierra se derrumban.

I

El sonido es tan fuerte, nadie puede escapar

ni puede esconderse.

Caen relámpagos, rugen truenos,

el cielo y la tierra se transforman,

personas al borde de la muerte,

la lluvia arrasa el mundo.

Truenos y relámpagos,

los hombres tiemblan de miedo.

La espada letal de doble filo derriba a

los hijos de la rebelión.

Olas de lamentos, algunos despiertan

de su sopor aterrorizados.

Buscan sus almas, corren hacia el trono,

cesan sus trucos y crímenes.

No es demasiado tarde para que se despierten.

Siete truenos salen desde el trono,

resuenan por los cielos.

El universo entero tiembla,

el cielo y la tierra se derrumban.

Siete truenos salen desde el trono,

resuenan por los cielos.

El universo entero tiembla,

el cielo y la tierra se derrumban.

II

Dios mira desde Su trono

los corazones de los hombres,

y salva a los que realmente lo desean,

se compadece de ellos.

Él salvará a la eternidad a los que lo aman

sobre todo en sus corazones,

y los que entienden Su voluntad

y lo siguen hasta el final.

El juicio del gran trono blanco se revela a las masas,

anunciando a todo el mundo

que el juicio ha comenzado.

Siete truenos salen desde el trono,

resuenan por los cielos.

El universo entero tiembla,

el cielo y la tierra se derrumban.

Siete truenos salen desde el trono,

resuenan por los cielos.

El universo entero tiembla,

el cielo y la tierra se derrumban.

III

Seguramente, todos aquellos cuyas palabras

no salen de su corazón,

quienes se sienten dudosos e inciertos,

pierden el tiempo,

y entienden los deseos de Dios

pero no pueden ponerlos en práctica,

serán juzgados.

Mientras resuenan los siete truenos,

desde el trono en todo el universo,

un grupo grande será salvado

y sometido ante el trono de Dios.

Siguiendo esta luz de la vida,

el hombre busca sobrevivir.

No pueden ayudarse a sí mismos,

pero acuden a Dios y lo alaban.

Sus bocas gritan el nombre de Dios, todopoderoso y verdadero.

Deja que los que están en los confines de la tierra

vean que es justo, vean que Dios es fiel,

es compasión y es amor,

es majestad, fuego furioso,

y sin piedad, juicio despiadado.

Siete truenos salen desde el trono,

resuenan por los cielos.

El universo entero tiembla,

el cielo y la tierra se derrumban.

Siete truenos salen desde el trono,

resuenan por los cielos.

El universo entero tiembla,

el cielo y la tierra se derrumban.

(Cielo y tierra se derrumban.)

Todos los hombres están convencidos,

nadie juzgará ni se resistirá a Dios.

Que se conozca en todo el universo,

para que cada persona sepa que

Dios Todopoderoso es el único Dios verdadero.

Todas las naciones y pueblos se someten

ante Dios por la eternidad, por la eternidad,

ante Dios por la eternidad, por la eternidad.


Adaptado de ‘Capítulo 35’ de Declaraciones de Cristo en el principio en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior : 172 El Rey del reino ha vencido

Siguiente : 174 El que abre los siete truenos

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

Capítulo 25

El tiempo pasa, y el día de hoy ha llegado en un abrir y cerrar de ojos. Bajo la dirección de Mi Espíritu, todas las personas viven en...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro