104 Las personas que son ganadas por Dios disfrutarán de bendiciones eternas

Dios no destruirá a la humanidad; Él no terminará al mundo.

Se quedará con el tercio que es conquistado y que lo ama.

Él los hará fructíferos, como los israelitas antes.

Dará provisiones y todas las riquezas en la tierra.

Vivirán para siempre con Dios, no se mancharán más.

El grupo de aquellos ganados por Dios

permanecerá después de la derrota de Satanás.


Libre del daño de Satanás, esta porción de la humanidad

obtendrá lo que Él les prometió antes.

El hombre conquistado permanecerá;

disfrutarán bendiciones eternas.

Serán evidencia del triunfo de Dios sobre Satanás.

Vivirán para siempre con Dios, no se mancharán más.

El grupo de aquellos ganados por Dios

permanecerá después de la derrota de Satanás.

Ellos vienen de todos los países, de todas las denominaciones,

distintas tribus y lenguas, costumbres y colores de piel.

Ellos son el fruto de la salvación de Dios.

Ellos son el fruto de la salvación de Dios.

Estos botines de guerra son rescatados

de las garras de Satanás por Dios.

Son el único fruto del plan de gestión de seis mil años de Dios.

Se extendieron por todo el mundo. Un pueblo reunido.

Una comunidad de hombres

más allá del alcance del poder de Satanás.

Ellos son el fruto de la salvación de Dios. Ellos son el fruto.


Adaptado de ‘Nadie que sea de la carne puede escapar del día de la ira’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 103 La obra para gestionar al hombre es la obra para derrotar a Satanás

Siguiente: 105 Las tres etapas de obra reflejan la gestión del hombre por parte de Dios

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Conéctate con nosotros en Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro