763 Aquellos que desobedecen a Dios lo traicionan

1 El comportamiento que no me puede obedecer de manera absoluta es traición. El comportamiento que no me puede ser leal es traición. El hacerme trampa y usar mentiras para engañarme es traición. El estar llenos de nociones y esparcirlas por todos lados es traición. El no proteger Mis testimonios e intereses es traición. El fingir una sonrisa cuando alguien me ha dejado en su corazón es traición. Estos comportamientos son todas las cosas de las que siempre sois capaces y también son comunes y corrientes entre vosotros. Ninguno de vosotros podéis pensar que ese es un problema, pero eso no es lo que Yo pienso. No puedo tratar el traicionarme como un asunto sin importancia y, además, no lo puedo ignorar. Estoy obrando entre vosotros ahora pero seguís siendo así. Si un día no hay nadie ahí para cuidaros y protegeros, ¿no os volverías todos vosotros reyes de la colina?[a] Para entonces, ¿quién limpiará el desorden después de vosotros cuando ocasionéis una enorme catástrofe?

2 Podríais pensar que algunos actos de traición sólo son algo esporádico en lugar de un comportamiento persistente y que no deberían ser planteados de una manera tan seria, haciéndoos perder prestigio. Si realmente creéis eso, carecéis de sensibilidad. Cuanto más piensa alguien de esta manera, más es un espécimen y arquetipo de rebeldía. La naturaleza del hombre es su vida, es un principio en el que depende para sobrevivir y es incapaz de cambiarlo. Justo como la naturaleza de la traición, si puedes hacer algo para traicionar a cualquier pariente o amigo, esto prueba que es parte de tu vida y la naturaleza con la que naciste.Esto es algo que nadie puede negar.

Adaptado de ‘Un problema muy serio: la traición (1)’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior : 762 La razón por la que la naturaleza del hombre es la traición

Siguiente : 764 Traicionar a Dios está en la naturaleza humana

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

51. No es tan fácil ser una persona honesta

Al enfrentarme a la verdad, comencé a apreciar de verdad lo difícil que es ser una persona honesta. Especialmente para las personas calculadoras como yo, nunca podré ser una persona honesta si no dejo atrás todo fingimiento y sin la disciplina y el castigo de Dios. De ahora en adelante, perseguiré sinceramente la verdad, aceptaré todas las palabras de Dios, intentaré comprender aún más profundamente mi propia naturaleza calculadora, abandonaré todos mis fingimientos y seré una persona honesta para poder vivir la verdadera forma de un ser humano.

7. El Espíritu Santo obra de una manera recta

El hombre mismo debe tener un corazón anhelante, buscador para poder trabajar con Dios de una manera positiva y activa. Sólo entonces el Espíritu Santo puede obrar en el hombre y esclarecer e iluminar el entendimiento que el hombre tiene de la voluntad de Dios, haciéndole entender la verdad en Sus palabras.

Capítulo 27

El comportamiento del hombre nunca ha tocado Mi corazón ni tampoco me ha parecido precioso. A los ojos del hombre siempre estoy tratándole...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro