Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

1022 Sólo aquellos que practican la verdad pueden ser salvados por Dios

1 Mientras ahora tengáis alguna esperanza, independientemente de que Dios recuerde o no las cosas del pasado, deberíais mantener esta mentalidad: debo buscar un cambio en mi carácter, procurar entender a Dios, que Satanás no me engañe de nuevo y no hacer nada que acarree vergüenza sobre el nombre de Dios. ¿Qué ámbitos fundamentales determinan si alguien vale algo ahora, si será o no salvado y si tendrá o no alguna esperanza? Son, después de haber oído la predicación, que puedas o no recibir la verdad, que puedas o no poner en práctica la verdad y que puedas o no cambiar.

2 Si sólo sientes remordimientos, si sólo vas y haces las cosas y sigues pensando de la misma forma antigua, si no tienes entendimiento en absoluto sobre este asunto y, en su lugar, empeoras cada vez más, no tendrás esperanza y se te debería declarar inútil. Cuanto más entiendas a Dios, y cuanto más te entiendas a ti mismo, más capaz serás de dominarte. Cuanto más capaz seas de penetrar en tu propia naturaleza con entendimiento, más capaz serás de dominarte. Después de recapitular tu experiencia, no volverás a fracasar nunca en este asunto.

3 En realidad, todos tienen algunas manchas que, sencillamente, no se han analizado. Hay manchas en todos y todos revelan algunos caracteres corruptos, como la arrogancia o el engreimiento, cometen algunas transgresiones o equivocaciones en su trabajo, o manifiestan alguna pequeña rebeldía. Todas estas cosas son perdonables, porque son cosas que ninguna persona corrupta puede evitar. Pero deberían eludirse una vez que se ha entendido la verdad. Ya no será necesario estar siempre atribulado por cosas ocurridas en el pasado. En su lugar, lo temible es que sigas sin cambiar aún después de haber entendido, que sigas haciendo algo aun sabiendo que es incorrecto, incluso después de que se te haya dicho que no es correcto. Estas personas están fuera de la redención.

Adaptado de ‘Para servir a Dios uno debería caminar por la senda de Pedro’ en “Registros de las pláticas de Cristo”

Anterior:A Dios le gustan aquellos que persiguen la verdad

Siguiente:Dios se esfuerza enormemente para salvar al hombre