281 Tiempo

De lejos llega un alma solitaria,

explorando el futuro, buscando el pasado,

trabajando duramente y persiguiendo un sueño.

No sabe de dónde viene ni adónde va,

nació entre lágrimas y muere desesperada.

Aunque pisoteada, sigue aguantando.

Tu llegada pone fin a la vida afligida perdida.

Atisbo la esperanza y recibo el amanecer.

Contemplo la lejana niebla, y allí vislumbro Tu silueta.

Es el resplandor, el resplandor de Tu rostro.

Ayer vagaba por tierras extrañas,

pero hoy he encontrado el camino a casa.

Cubierto de heridas, inhumano,

me lamento de que la vida es un sueño.

Tu llegada pone fin a la vida afligida perdida.

Ya no estoy perdido. Ya no deambulo.

Ya estoy en casa. Veo Tu túnica blanca.

Es el resplandor, el resplandor de Tu rostro.

Muchos ciclos de renacimiento, muchos años de espera,

ya ha venido el Todopoderoso.

El alma solitaria encontró su camino y ya no está triste.

Un sueño de miles de años, miles de años, miles de años.

Anterior: 280 Eres mi vida real

Siguiente: 282 Máximas de la fe en Dios

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

Capítulo 33

En verdad, con base en lo que Dios ha hecho en las personas y en lo que les ha dado, así como en lo que las personas poseen, se puede decir...

Capítulo 2

La iglesia de Filadelfia ha tomado forma, lo cual se debe, por completo, a la gracia y la misericordia de Dios. El amor a Dios surge en el...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp