App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

843 Momento de tomar caminos separados

1 Desde el momento de la creación he profetizado que, en los últimos días, haré completo a un grupo de personas que sean del misma mente que Yo. He presagiado que, después de establecer un ejemplar en la tierra en los últimos días, regresaré a Mi morada. Cuando toda la humanidad me haya satisfecho, habrá logrado mis exigencias y ya no requeriré nada más de ella, sino que ella y Yo nos contaremos historias de nuestros viejos días y, después de eso, nos separaremos. Espero que después de tomar caminos separados, pueda seguir Mi “herencia” para la humanidad. No olvides las enseñanzas que proporcioné durante Mi vida, no hagas cosas que acarreen deshonra a Mi nombre, y mantén Mi palabra en mente. Espero que la humanidad haga lo mejor que pueda para satisfacerme, cuando Me haya ido. Espero que la humanidad use Mi palabra como fundamento para su vida. No Me decepciones, porque Mi corazón siempre estará preocupado por la humanidad, y siempre he estado apegado a ella.

2 La humanidad y Yo nos congregamos una vez y disfrutamos en la tierra de las mismas bendiciones que hay en el cielo. Viví con la humanidad, y residí con ella; ella siempre me amó y Yo la amé siempre; teníamos afinidad el uno con la otra. Cuando recuerdo Mi tiempo con la humanidad, traigo a Mi memoria aquellos días en que estábamos llenos de risas y gozo; además, habían disputas. No obstante, el amor entre nosotros se estableció sobre esta base, y nuestros tratos en común no se rompieron jamás. En medio de nuestros muchos años de contacto, la humanidad dejó una honda impresión en Mí, y Yo le he dado a ella muchas cosas que disfrutar, por las cuales ella siempre expresó gran gratitud. Ahora, nuestra reunión es distinta a todo lo anterior; ¿quién podría evitar este momento de nuestra separación? La humanidad siente un profundo afecto por Mí, y Mi amor por ella es infinito, ¿pero qué se puede hacer al respecto? ¿Quién osaría oponerse a las exigencias del Padre celestial?

3 Regresaré a Mi morada, donde completaré otra parte de Mi obra. Tal vez tendremos una oportunidad de volver a encontrarnos. Mi esperanza es que la humanidad no se sienta demasiado triste, y que me satisfaga en la tierra; Mi Espíritu en el cielo otorgará con frecuencia gracia sobre ella. Que todas las cosas desagradables que sucedieron entre nosotros queden en el pasado, que siempre haya amor entre nosotros. Le he dado tanto amor a la humanidad, y ella ha pagado tan alto precio por amarme. Por tanto, espero que la humanidad atesore el puro y singular amor que hay entre nosotros, para que nuestro amor se extienda a todo el mundo humano, y se transmita para siempre. Cuando volvamos a encontrarnos, estemos aún ligados en amor, para que nuestro amor pueda seguir hasta la eternidad, y sea elogiado y contado por todas las personas. Esto me satisfaría, y Yo le mostraré Mi rostro sonriente a la humanidad. Espero que el hombre recuerde todo lo que le he confiado.

Adaptado de ‘Capítulo 47’ de Las palabras de Dios al universo entero en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior:Dios siempre espera que el hombre se arrepienta

Siguiente:La esencia de Dios es abnegada