1000 Momento de tomar caminos separados

1 En el momento de la creación, profeticé que en los últimos días formaría un grupo de personas con Mi mismo sentir. Presagié que, después de establecer un modelo en la tierra en los últimos días, regresaría a Mi morada. Una vez que toda la humanidad me haya satisfecho, habrán logrado lo que les he pedido y ya no requeriré que hagan nada. En cambio, los seres humanos y Yo intercambiaremos historias sobre los viejos tiempos y, después de eso, nos separaremos. Espero que, después de tomar caminos separados, los seres humanos sean capaces de continuar con Mi “herencia” y no olviden las enseñanzas que he proporcionado durante Mi vida. Espero que no hagan nada que acarree deshonra a Mi nombre, y que sean conscientes de Mi palabra. Espero que todos los seres humanos hagan su mejor esfuerzo por satisfacerme después de que me haya ido. Espero que usen Mi palabra como fundamento para su vida, y que no dejen de estar a la altura de Mis esperanzas, porque Mi corazón siempre ha estado preocupado por los seres humanos, y siempre he estado apegado a ellos.

2 La humanidad y Yo nos reunimos en alguna ocasión y disfrutamos en la tierra de las mismas bendiciones que hay en el cielo. Viví con los seres humanos y residí con ellos; siempre me han amado y Yo siempre los he amado. Teníamos afinidad. Cuando rememoro Mi tiempo con los seres humanos, vienen a Mi memoria aquellos días llenos de risas y gozo, y también había disputas. No obstante, el amor entre nosotros se estableció sobre esta base, y nuestros tratos entre nosotros no se rompieron jamás. A lo largo de nuestros muchos años de contacto, la humanidad ha dejado una honda impresión en Mí, y Yo también les he dado a los seres humanos muchas cosas que disfrutar, por las cuales siempre han expresado el doble de gratitud. Ahora bien, nuestras reuniones nunca serán igual que antes; ¿quién puede escapar de este momento de nuestra separación? Los seres humanos tienen un afecto profundo hacia Mí, y Mi amor por ellos es infinito, pero ¿qué se puede hacer al respecto? ¿Quién osaría infringir los requisitos del Padre celestial?

3 Regresaré a Mi morada, donde llevaré a cabo otra parte de Mi obra. Tal vez tendremos la oportunidad de volver a encontrarnos. Tengo la esperanza de que los seres humanos no se sentirán demasiado tristes y que me satisfarán en la tierra; Mi Espíritu en el cielo les otorgará gracia con frecuencia. Que todas las cosas desagradables que sucedieron entre nosotros queden en el pasado; que siempre haya amor entre nosotros. Le he dado mucho amor a la humanidad, y esta ha pagado un alto precio por amarme. Por tanto, espero que la humanidad atesore el amor puro y sin diluir que hay entre nosotros para que nuestro amor se extienda a todo el mundo humano y se herede para siempre. Cuando volvamos a encontrarnos, mantengamos un vínculo de amor para que este pueda seguir hasta la eternidad, y sea elogiado y diseminado por todas las personas. Esto me satisfaría, y Yo le mostraría Mi rostro sonriente a la humanidad. Espero que los seres humanos recuerden Mis exhortaciones.

Adaptado de ‘Capítulo 47’ de Las palabras de Dios al universo entero en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 999 Todos los que no practican la verdad deben enfrentarse a la destrucción

Siguiente: 1001 Las declaraciones de Dios son la mejor exhortación para el hombre

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

Capítulo 6

Sed perceptivos hacia los asuntos del espíritu, atentos a Mis palabras y verdaderamente capaces de considerar que Mi Espíritu y Mi ser, y...

¿Existe la Trinidad?

Después de que la verdad de Jesús hecho carne se materializara, el hombre creyó que en el cielo no solo está el Padre en el cielo, sino...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp