993 Debes valorar el día de la gloria de Dios

La gente no valora la venida de Dios,

ni atesora el día de Su gloria.

No recibe Su castigo con agrado,

ni quiere devolverle Su gloria a Él.

No está dispuesta a dejar el veneno del malvado.

La humanidad sigue engañando a Dios,

con sus caras felices, sus sonrisas, como antes,

sin saber que sobre el hombre caerá la oscuridad

cuando la gloria de Dios se aleje.

No saben que cuando el día de Dios les llegue,

les irá peor que a la gente del tiempo de Noé.

El hombre no sabe cuán oscuro se volvió Israel

cuando la gloria de Dios lo abandonó.

Al amanecer olvida cuán oscura fue la noche,

cuán difícil de pasar.

Cuando se retire el sol y la oscuridad descienda,

el hombre volverá a llorar

y rechinar sus dientes en la oscuridad.

¿Olvidaste cuando la gloria de Dios dejó a Israel?

Qué duro fue para ellos soportar ese sufrimiento.

Ahora es cuando ves la gloria de Dios,

y cuando compartes el día de Su gloria.

El hombre se lamentará

cuando la gloria de Dios deje la tierra inmunda.

Ahora es el día en que Dios hace Su obra,

el día en que exime al hombre del sufrimiento,

ya que no compartirá con él el tormento y las tribulaciones.

Dios solo quiere conquistar a la humanidad,

y derrotar completamente al malvado del hombre.

El hombre no sabe cuán oscuro se volvió Israel

cuando la gloria de Dios lo abandonó.

Al amanecer olvida cuán oscura fue la noche,

cuán difícil de pasar.

Cuando se retire el sol y la oscuridad descienda,

el hombre volverá a llorar

y rechinar sus dientes en la oscuridad.

Adaptado de ‘Lo que significa ser una persona verdadera’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 992 Las tres amonestaciones de Dios al hombre

Siguiente: 994 Dios está guiando a la gente al camino correcto de la vida

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

40. Es muy importante obedecer la obra del Espíritu Santo

"La senda a la perfección se alcanza a través de tu obediencia hacia la obra del Espíritu Santo. Tú no sabes por medio de qué clase de persona obrará Dios para perfeccionarte, ni tampoco por medio de qué persona, suceso o cosa Él te traerá beneficios y te permitirá adquirir algo de discernimiento" (‘Los verdaderamente obedientes seguramente serán ganados por Dios’ en “La Palabra manifestada en carne”).

Capítulo 3

El Rey triunfante está sentado sobre Su glorioso trono. Ha llevado a cabo la redención y ha dirigido a todo Su pueblo para aparecer en...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp