1002 Cuando no buscas la verdad caminas por la senda de Pablo

1 Justo ahora, la mayoría de las personas se encuentran en este tipo de estado: “Con el fin de ganar bendiciones debo erogarme para Dios y paga un precio por Él. Para conseguir bendiciones debo abandonarlo todo por Dios; debo completar aquello que Él me ha confiado y cumplir bien con mi deber”. La intención de ser bendecido es lo que domina en esto; es erogarse por completo con el propósito de obtener las recompensas de Dios, por ganar la corona. Este tipo de persona no tiene la verdad en su corazón y, sin lugar a duda, sólo entiende algunas palabras de doctrina de las que presume por todas partes. Su senda es la de Pablo.

2 La creencia en Dios de esta clase de persona es una obra constante y, en su mente, la persona siente que cuanto más haga, más quedará probada su lealtad a Dios; que cuanto más haga, más satisfecho se sentirá Dios con toda certeza; y que cuanto más haga, más merece ganar la corona ante Dios y que recibirá las mayores bendiciones en la casa de Dios. Siente que, si puede soportar el sufrimiento, predicar y morir por Cristo, si puede despreciar su propia vida, y acabar todos los deberes que Dios le ha confiado, entonces será la persona más bendecida por Dios, alguien que gana las mayores bendiciones, y que sin duda recibirá la corona.

3 Bajo la dirección de estos pensamientos, Pablo se esforzó en servir a Dios. ¿No proceden tales pensamientos e intenciones de la naturaleza de Satanás? Las personas tienen una naturaleza satánica, de modo que en el mundo buscarán el conocimiento, el estatus, el aprendizaje y el éxito mundano; en la casa de Dios, procurarán erogarse por Dios, ser fieles y, al final, recibirán la corona y grandes bendiciones. Si las personas no tienen la verdad, después de convertirse en creyentes en Dios, ni han sufrido un cambio en su carácter, con toda seguridad estarán en este camino; esta es una realidad que nadie puede contradecir, y es diametralmente opuesto al camino de Pedro.

Adaptado de ‘Cómo tomar la senda de Pedro’ en “Registros de las pláticas de Cristo”

Anterior : 1001 Todo lo que Dios hace es justo

Siguiente : 1004 ¿Conoces los caminos que siguieron Pedro y Pablo?

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

37. Solo entendiendo la verdad se puede tener discernimiento

Entendí que se estaba abordando de acuerdo con las exigencias de la obra de Dios y la esencia de las personas, y no haciendo un uso a ciegas de o reemplazando a las personas a voluntad. Además, la iglesia no reemplaza a las personas sobre la base de que hayan expresado alguna corrupción, sino que determina las cosas sobre la base de su esencia.

65. Estoy dispuesta a aceptar la supervisión de todos

Prometo, aún más, aceptar la inspección y supervisión de los otros colaboradores y líderes. Aceptaré el trato y poda de todos. Me colocaré bajo la inspección de toda la congregación para que pueda cumplir mis deberes conscientemente para consolar Tu corazón.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro