337 ¿Qué han dedicado ustedes a Dios?

Abraham ofreció a Isaac, ¿ustedes qué han ofrecido?

Job ofreció todo, ¿ustedes qué han ofrecido?

Mucha gente dio su vida, entregaron sus cabezas,

muchos derramaron su sangre

para buscar el camino verdadero.

¿Acaso ustedes pagaron ese precio?

En comparación con ellos,

no están calificados para una gracia tan grande.

No se consideren muy elevados.

No tienen de qué presumir.

Una salvación y gracia tan grandes les son dadas gratuitamente.

No sacrificaron nada,

solo han disfrutado de la gracia gratuitamente.

Deberían avergonzarse.

¿Acaso buscaron el camino verdadero?

¿Acaso no fue gracias al Espíritu?

Nunca han tenido un corazón que busca, que anhela la verdad.

Solo se sentaron y disfrutaron,

ganaron esta verdad sin esfuerzo.

¿Qué derecho tienen de quejarse?

¿Acaso creen que son tan valiosos?

No se consideren muy elevados.

No tienen de qué presumir.

Una salvación y gracia tan grandes les son dadas gratuitamente.

No sacrificaron nada,

solo han disfrutado de la gracia gratuitamente.

Deberían avergonzarse.

¿De qué tienen que quejarse,

comparados con quienes dieron su sangre

y sus vidas sacrificaron?

Además de obedecer y seguir, no tienen más elecciones.

¡Simplemente no son dignos!

No se consideren muy elevados.

No tienen de qué presumir.

Una salvación y gracia tan grandes les son dadas gratuitamente.

No sacrificaron nada,

solo han disfrutado de la gracia gratuitamente.

Deberían avergonzarse.

No se consideren muy elevados.

No tienen de qué presumir.

Una salvación y gracia tan grandes les son dadas gratuitamente.

No sacrificaron nada,

solo han disfrutado de la gracia gratuitamente.

Deberían avergonzarse.

Adaptado de ‘La relevancia de salvar a los descendientes de Moab’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 336 Simplemente no estás viviendo para la verdad

Siguiente: 338 ¿Dónde están sus expresiones de lealtad a Dios?

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

2. Cómo purifica y salva a la humanidad la obra del juicio de Dios en los últimos días

Como ya se dijo antes, el juicio comenzará por la casa de Dios. Este “juicio” se refiere al juicio que Dios hace hoy en aquellos que vienen ante Su trono en los últimos días. Tal vez haya aquellos que creen en imaginaciones sobrenaturales, como aquella de que cuando hayan llegado los últimos días, Dios va a poner una gran mesa en los cielos en la que pondrá un mantel blanco, entonces Dios se sentará sobre un gran trono y todos los hombres se arrodillarán en el suelo.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp