997 Cuando Dios hiera al pastor

En el futuro, todos caminarán por su senda,

guiados por el Espíritu Santo.

¿Quién se preocupará por otros

durante la tribulación?

¿Quién se preocupará?

Cada individuo tiene su sufrimiento,

cada uno su propia estatura.

Nadie tiene la misma estatura que otro, cada una es única.

Los maridos no podrán cuidar a sus esposas,

ni los padres a sus hijos; nadie podrá cuidar a nadie.

No será como ahora, que el cuidado

y el apoyo mutuos son posibles.

En ese momento quedará expuesto cada tipo de persona.

Aferrarte a lo que tienes es lo único que puedes hacer

y recorrer la última etapa del camino,

recorrerla, recorrerla bien, oh, recorrerla bien.

Cuando Dios hiera a los pastores,

las ovejas serán dispersadas.

Sin un líder, serán divididas:

no será como ahora, que pueden reunirse

como una congregación.

Los que no tienen la obra del Espíritu Santo

mostrarán su esencia.

Maridos traicionarán a sus esposas,

y ellas a sus maridos,

hijos traicionarán a sus padres

y los padres perseguirán a sus hijos.

No se puede prever su corazón.

Aferrarte a lo que tienes es lo único que puedes hacer

y recorrer la última etapa del camino,

recorrerla, recorrerla bien, oh, recorrerla bien.

Ustedes son cortos de miras, no ven con claridad.

No es cosa fácil el tener éxito en este paso de la obra.

Aferrarte a lo que tienes es lo único que puedes hacer

y recorrer la última etapa del camino,

recorrerla, recorrerla bien, oh, recorrerla bien.

Adaptado de La Palabra, Vol. I. La aparición y obra de Dios. Cómo debéis caminar la recta final del sendero

Anterior: 996 Cómo seguir bien el último tramo del camino

Siguiente: 998 El mensaje de Dios

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

Capítulo 13

Ocultas dentro de Mis palabras y Mis declaraciones se encuentran varias de Mis intenciones, pero las personas no las conocen ni las...

80. Pasar la flor de la juventud en la cárcel

Sin la salvación de Dios, mis ojos todavía estarían tapados y mis emociones atrapadas, pero experimentar la obra Dios me hizo entender la esencia de lo que significa “ayudarnos el uno al otro” y me mostró la verdad de la amistad, del amor, del cariño familiar. Vi que sólo las palabras de Dios son la verdad, y que solamente viviendo por las palabras de Dios podríamos escapar de la influencia de Satanás, y que sólo comportándonos de acuerdo con la verdad podríamos tener una vida significativa.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp