729 Cuando Dios hiere al pastor

1 En el futuro, todos transitarán por la senda que deberían tomar, guiados por el Espíritu Santo. ¿Quién será capaz de preocuparse por quién cuando pase por la tribulación? Cada individuo tiene su propio sufrimiento y su propia estatura. Nadie tiene la misma estatura que otro. Los maridos no se encargarán de sus esposas ni los padres de sus hijos; nadie será capaz de encargarse de nadie. No es como ahora, que el cuidado y el apoyo mutuos siguen siendo posibles. Ese será el momento en que cada tipo de persona quedará al descubierto.

2 Cuando Dios hiera al pastor, las ovejas del rebaño serán dispersadas, y en ese momento no tendréis líder verdadero. Las personas serán divididas: no será como ahora, cuando podéis reuniros como una congregación. Más adelante, los que no tienen la obra del Espíritu Santo mostrarán su verdadera forma. Los maridos traicionarán a sus esposas, las esposas traicionarán a sus maridos, los hijos traicionarán a sus padres, los padres perseguirán a sus hijos; ¡el corazón humano es impredecible! Lo único que se puede hacer es aferrarse a lo que uno tiene, y recorrer bien la última etapa de la senda. Ahora mismo no veis esto con claridad, y sois todos cortos de miras. Superar este paso de la obra con éxito no es cosa fácil.

Adaptado de ‘Cómo deberías andar la última etapa de la senda’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 728 Cómo seguir bien el último tramo del camino

Siguiente: 730 Solo quienes alcancen la salvación de Dios son seres vivientes

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro