383 ¿Quién puede escapar a la venida de la luz de Dios?

1 Mientras la humanidad yace en estado de coma, solo el estruendo de Mi trueno la despierta de sus sueños. Y, cuando abren los ojos, estas explosiones de resplandor frío lastiman los ojos de muchos, a tal grado que pierden el sentido de orientación, y no saben de dónde vienen ni a dónde van. La mayoría de las personas son heridas por los rayos láser y se desploman amontonados bajo la tempestad, y su cuerpo es arrastrado por los torrentes que salen a borbotones, sin dejar rastro alguno. Bajo la luz, los sobrevivientes finalmente son capaces de ver Mi rostro con claridad y solo entonces llegan a conocer un poco de Mi apariencia externa, a tal grado que ya no se atreven a mirarme directamente a la cara, pues tienen un temor profundo a que Yo una vez más inflija Mis castigos y maldiciones sobre su carne.

2 Muchas personas gritan y lloran amargamente. Muchas caen en la desesperación. Muchas forman ríos con su sangre. Muchas se convierten en cadáveres que deambulan sin rumbo fijo de aquí para allá. Muchas personas, habiendo encontrado su lugar en la luz, sienten una repentina punzada en el corazón y derraman lágrimas por sus largos años de infelicidad. Muchas personas, urgidas por la luz, confiesan sus impurezas y deciden reformarse. Muchas personas, habiendo sido cegadas, ya han perdido la alegría de vivir y, en consecuencia, no tienen la voluntad para darse cuenta de la luz, y, por lo tanto, siguen estancadas, esperando su final. Y muchas personas están izando las velas de la vida y, bajo la guía de la luz, anticipan con vehemencia su mañana… Actualmente, ¿quién en la humanidad no se encuentra en este estado? ¿Quién no existe dentro de Mi luz? Incluso si eres fuerte o, aunque puedas ser débil, ¿cómo puedes evitar la venida de Mi luz?

Adaptado de ‘Capítulo 13’ de Las palabras de Dios al universo entero en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 382 ¿Cuál será tu final?

Siguiente: 384 El verdadero significado de la fe en Dios

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro