181 Toda nación alaba a Dios Todopoderoso

La obra de Dios en los últimos días

permite al hombre ver al Dios del cielo vivir en la tierra,

y ayuda al hombre a conocerlo,

obedecerlo, amarlo y venerarlo.

Es por eso que se ha vuelto a encarnar.

I

Hoy la gente ve a un Dios como ellos,

con nariz y con ojos, común y corriente.

Pero Dios demostrará que sin este hombre

el cielo y la tierra serán muy diferentes.

Sin Él, el cielo estará en la oscuridad;

la tierra, en el caos;

la humanidad, entre epidemias y hambrunas.

Sin la salvación de Dios,

el hombre hace tiempo que estaría en el infierno,

seríais pecadores, cadáveres para siempre.

Al final, toda nación dará gracias y adorará

a este hombre común y corriente y lo obedecerá,

porque Él ha traído la verdad, la vida y el camino

para salvar a la humanidad.

II

Sin esta carne,

la humanidad se enfrentaría a una catástrofe

y no podría evitar el castigo más severo de Dios;

si este hombre común no hubiera nacido,

todos estaríais en el limbo entre la vida y la muerte.

Si este hombre no existiese,

no habríais podido recibir la verdad

ni venir ante Dios, sino que seríais

castigados por vuestros terribles pecados.

Al final, toda nación dará gracias y adorará

a este hombre común y corriente y lo obedecerá,

porque Él ha traído la verdad, la vida y el camino

para salvar a la humanidad.

III

Si Dios no hubiese regresado en la carne,

nadie habría tenido la oportunidad de salvarse.

Y si no fuese por la llegada de este hombre,

la era de antaño habría concluido hace tiempo.

Es porque Dios vive en la carne

que vosotros podéis vivir finalmente.

Habéis tenido esta gran suerte

gracias a la llegada de este hombre común a la tierra.

Al final, toda nación dará gracias y adorará

a este hombre común y corriente y lo obedecerá,

porque Él ha traído la verdad, la vida y el camino

para salvar a la humanidad.

Él acerca a Dios al hombre, alivia el conflicto

y comunica los pensamientos entre ellos,

y a Dios le ha dado mayor gloria

porque Él ha traído la verdad, la vida y el camino

para salvar a la humanidad.

¿Acaso Él no se merece tu confianza y adoración?

¿Acaso no puede Él llamarse Cristo, la expresión de Dios?

¿Acaso no es Él quien ayuda al hombre a evitar los desastres,

el que se merece tu amor y cariño?


Adaptado de ‘¿Sabes? Dios ha hecho algo grande entre los hombres’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 180 La humanidad y Dios comparten la dicha de la unión

Siguiente: 182 ¡El mundo se derrumba! ¡Babilonia está paralizada!

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro