168 Cristo de los últimos días es el portal del hombre al reino

Ahora Dios no obra en un cuerpo espiritual

sino en el cuerpo de Su segunda encarnación.

Él es de carne normal, se parece a cualquier otro,

aunque Él dice verdades que jamás has escuchado.

Esta carne corriente contiene la verdad de Dios;

esta carne cumple con Su obra en los últimos días.

Él también expresa Su carácter completamente

para que el hombre lo pueda conocer.

¿No ansiabas tanto ver a Dios en el cielo

para entenderlo y ver el destino del hombre?

Él te contará los secretos que ningún hombre puede contarte.

Él te explicará las verdades que aún no entiendes.

Él es tu portal al reino.

Él es tu guía hacia la nueva era.


Una carne tan común y corriente lleva consigo misterios infinitos.

Sus actos parecen insondables,

pero el objetivo de Su obra demuestra que

Él no es tan simple como el hombre cree que es.

En los últimos días, Él revela

la voluntad de Dios y Su amor por el hombre.

¿No ansiabas tanto ver a Dios en el cielo

para entenderlo y ver el destino del hombre?

Él te contará los secretos que ningún hombre puede contarte.

Él te explicará las verdades que aún no entiendes.

Él es tu portal al reino.

Él es tu guía hacia la nueva era.


No puedes oír Sus palabras sacudir el cielo y la tierra,

o ver Sus ojos en llamas,

no puedes sentir los golpes de Su vara de hierro,

pero puedes oír la furia de Dios en Sus palabras.

Podrás ver Su justo carácter y sabiduría,

y entenderás Su amor y compasión por toda la humanidad.

¿No ansiabas tanto ver a Dios en el cielo

para entenderlo y ver el destino del hombre?

Él te contará los secretos que ningún hombre puede contarte.

Él te explicará las verdades que aún no entiendes.

Él es tu portal al reino.

Él es tu guía hacia la nueva era.


Adaptado de ‘¿Sabías que Dios ha hecho algo grande entre los hombres?’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 166 Dos mil años de espera

Siguiente: 169 La corrupta humanidad necesita la salvación de Dios encarnado

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro