Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

223 Dios corregirá las injusticias del mundo humano

I

Dios llevará Su trono, lo llevará a la tierra.

Con Sus dos manos, Él hará Su obra.

Impedirá que Satanás haga daño a Su pueblo.

Impedirá que los enemigos hagan lo que quieran.

Dios será el Rey en la tierra, en la tierra.

Dios hará caer por tierra a Sus enemigos,

que confesarán sus crímenes ante Él.

Con rabia y tristeza, Él aplastará todo el universo

y sembrará el terror en el corazón de Sus enemigos.

Dios será el Rey en la tierra, en la tierra.

Reducirá Dios todo el mundo a ruinas,

hará caer en desgracias a Sus enemigos

para que ya no puedan corromper a la humanidad.

Dios corregirá las injusticias del mundo.

Dios será el Rey en la tierra, en la tierra.

II

El plan de Dios ya se ha establecido

y nadie jamás podrá, podrá cambiarlo.

Cuando Dios deambule majestuoso por el universo,

toda la humanidad será renovada y revivida.

Dios será el Rey en la tierra, en la tierra.

El corazón de Dios se regocija

cuando el hombre ya no llora

y ya no gritará pidiéndole ayuda a Dios.

La gente regresará a Él para alabarlo.

El universo entero se agitará lleno de júbilo.

Dios será el Rey en la tierra, en la tierra.

Dios está haciendo la obra que Él se ha propuesto realizar.

Él se mueve entre los hombres

haciendo toda la obra prevista según Su plan.

El hombre divide las diversas naciones

según la voluntad de Dios.

Dios corregirá las injusticias del mundo.

Dios será el Rey en la tierra, en la tierra.

III

La humanidad fija su atención en su propio destino,

ya que el día se acerca y suenan las trompetas de los ángeles.

Ya no habrá más demoras,

y toda la creación comenzará a bailar llena de júbilo.

Dios será el Rey, el Rey en la tierra, en la tierra.

¿Quién puede prolongar el día de Dios a voluntad?

Ningún mortal, ningún ángel, ninguna estrella en el cielo.

Cuando Dios se pronuncie para salvar al pueblo de Israel,

el día de Dios llegará para toda la humanidad.

Dios será el Rey, será el Rey en la tierra, en la tierra.

La humanidad teme el retorno de Israel.

Ese será el día de la gloria de Dios

y será el día en que todo cambiará y renacerá.

Dios corregirá las injusticias del mundo.

Dios será el Rey, Dios será el Rey en la tierra, en la tierra.

Dios será el Rey, Dios será el Rey en la tierra, en la tierra.

Dios será el Rey, Dios será el Rey en la tierra.

Adaptado de ‘Capítulo 27’ de Las palabras de Dios al universo entero en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior:¿Acaso controla el hombre su propio destino?

Siguiente:Obedece la obra del Espíritu para seguir hasta el final