530 Lo que Dios más detesta es la obstinación y la reincidencia del hombre

1 La naturaleza humana permanece inmutable. Lo que está en su corazón no es acorde con Mi voluntad; no es lo que necesito. Lo que más detesto es la terquedad y la reincidencia del hombre, pero ¿cuál es la fuerza que lleva a la humanidad a continuar fallando en conocerme, a mantenerme siempre a distancia y a nunca actuar de acuerdo con Mi voluntad ante Mí, y, más bien, a oponerse a Mí a Mis espaldas? ¿Es esta su lealtad? ¿Es este su amor por Mí? ¿Por qué no pueden arrepentirse y nacer de nuevo? ¿Por qué la gente siempre está dispuesta a vivir en el pantano en vez de en un lugar libre de lodo? ¿Podría ser que los he tratado mal? ¿Podría ser que les señalé la dirección incorrecta? ¿Podría ser que los estoy llevando al infierno?

2 Todos están dispuestos a vivir en el “infierno”. Cuando llega la luz, sus ojos de inmediato se ciegan ya que todo lo que hay en ellos viene del infierno. Sin embargo, las personas ignoran esto y simplemente disfrutan estas “bendiciones infernales”. Incluso se aferran a ellas como tesoros, con temor de que Yo se los arrebate, dejándolos sin la “raíz de su existencia”. Las personas me temen, razón por la cual se quedan lejos de Mí y odian acercarse a Mí cuando vengo a la tierra, pues no están dispuestas a “causarse problemas a sí mismas”, y, en cambio, desean mantener la harmonía dentro de su familia para poder disfrutar de “la felicidad en la tierra”.

3 Desde el momento de Mi llegada la paz desaparece de sus hogares. Pretendo aplastar a todas las naciones hasta hacerlas pedazos, por no mencionar a la familia del hombre. ¿Quién puede escapar a Mi mano? ¿Puede ser que los que reciben bendiciones puedan escapar en virtud de su falta de voluntad? ¿Acaso puede ser que aquellos que sufren el castigo puedan ganar Mi simpatía en virtud de su temor? En todas Mis palabras, las personas han visto Mi voluntad y Mis acciones, pero ¿quién puede liberarse del enredo de sus propios pensamientos? ¿Quién puede encontrar una salida a partir de lo que está dentro o fuera de Mis palabras?

Adaptado de ‘Capítulo 27’ de Las palabras de Dios al universo entero en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 529 No seas permisivo contigo mismo porque Dios es tolerante

Siguiente: 531 El hombre es muy difícil de salvar

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp