App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

584 Dios detesta las emociones entre las personas

1 No les doy a las personas la oportunidad de soltar sus emociones porque Yo no tengo emociones y hasta cierto punto he llegado a detestar las emociones de la gente. Es a causa de las emociones entre las personas que he sido dejado a un lado y, así, me he convertido en “otro” a sus ojos; es a causa de las emociones entre las personas que he sido olvidado; es por las emociones del hombre que él aprovecha la oportunidad para recoger su “conciencia”; es por las emociones del hombre que siempre está cansado de Mi castigo; es por las emociones del hombre que me llama injusto y parcial y dice que estoy haciendo caso omiso de los sentimientos del hombre en Mi manejo de las cosas. ¿También tengo parientes sobre la tierra?

2 ¿Quién ha trabajado, como Yo, día y noche, sin pensar en la comida o el sueño, por el bien de todo Mi plan de gestión? ¿Cómo podría el hombre compararse con Dios? ¿Cómo podría ser compatible con Dios? ¿Cómo podría Dios, que crea, ser de la misma clase que el hombre, que es creado? ¿Cómo podría Yo siempre vivir y actuar juntamente con el hombre en la tierra? ¿A quién le preocupa Mi corazón? ¿A las oraciones del hombre? Una vez estuve de acuerdo en unirme con el hombre y caminar junto con él; y, sí, hasta este día el hombre ha vivido bajo Mi cuidado y protección, pero ¿cuándo será el día en que el hombre pueda separarse de Mi cuidado? Aunque el hombre nunca se ha preocupado por Mi corazón, ¿quién puede seguir viviendo en una tierra sin luz? Sólo es por Mis bendiciones que el hombre ha vivido hasta el día de hoy.

Adaptado de ‘Capítulo 28’ de Las palabras de Dios al universo entero en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior:Los que viven en una tierra tan sucia

Siguiente:¿Qué has dedicado a Dios?