Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

715 La obra que Dios lleva a cabo en ti es sumamente valiosa

1 La mayoría de los que están entre vosotros fue llamada, pero si el entorno no os hubiera obligado ni hubierais sido llamados, no habríais estado en absoluto dispuestos a salir. ¿Quién está dispuesto a abandonar las cosas de esta forma? ¿Quién está dispuesto a abandonar los placeres de la carne? ¡Todos sois personas que se divierten avariciosamente en las comodidades, y buscan una vida de lujo! Habéis obtenido bendiciones tan grandes, ¿qué más tenéis que decir? ¿Qué quejas tenéis? Habéis disfrutado de las mayores bendiciones, de la mayor gracia en el cielo, y obra que nunca antes se había hecho en la tierra os ha sido revelada ahora. ¿No es esto una bendición?

2 Porque os habéis resistido y rebelado contra Dios, habéis pasado ahora por tanto castigo. Debido a este, habéis visto la misericordia y el amor de Dios;más aún, habéis visto Su justicia y Su santidad. Debido a este castigo y a la inmundicia de la humanidad, habéis visto el gran poder de Dios, Su santidad y Su grandeza. ¿No es esta la más rara de las verdades? ¿No es esta una vida con sentido? ¡La obra que Dios hace está llena de sentido! Por tanto, cuanto más inferior es vuestra posición, más muestra la elevación de Dios, y más demuestra cuán valiosa es Su obra en vosotros hoy. ¡Es, sencillamente, un tesoro incalculable!

No puede conseguirse en ningún otro lugar, y a lo largo de las eras nadie ha disfrutado de una salvación tan grande. Que vuestra posición sea inferior muestra cuán grande es la salvación de Dios, y que Él es fiel a la humanidad; Él salva, no destruye.

Adaptado de ‘La relevancia de salvar a los descendientes de Moab’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior:El castigo y el juicio de Dios son la luz de la salvación del hombre

Siguiente:Sólo a través de las adversidades y las pruebas puedes amar verdaderamente a Dios