Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

852 Dios es el apoyo eterno del hombre

I

Aunque Jesús había resucitado,

no habían abandonado al hombre, Su corazón y obra.

Con Su aparición le dijo que Él está ahí,

en cualquier forma en la que esté.

Él caminaba con la gente,

estaba siempre en todo lugar,

proveía, guiaba, los dejaba verlo y tocarlo

para que no volviesen a estar indefensos.

Lo que Jesús hizo después de resucitar

mostró el interés y la esperanza de Dios,

el cuidado y aprecio que tiene por el hombre.

Nunca ha cambiado, es siempre igual.

II

Jesús quería que la gente supiese

que no están solos en la vida en este mundo.

Dios cuida de ellos, Él está con ellos,

la gente se puede apoyar en Él.

Sus seguidores son Su familia.

Al apoyarse en Dios, el hombre no es débil ni está solo.

Los que lo aceptan como ofrenda por el pecado

serán libres de pecado.

Lo que Jesús hizo después de resucitar

mostró el interés y la esperanza de Dios,

el cuidado y aprecio que tiene por el hombre.

Nunca ha cambiado, es siempre igual.

III

La obra de Jesús tras la resurrección,

para el hombre, eran cosas muy pequeñas.

Pero para Dios eran relevantes y muy importantes.

Dios termina lo que empieza.

Hay etapas, planes, que muestran Su sabiduría,

Su omnipotencia y grandes actos,

también Su amor y misericordia.

Lo que Jesús hizo después de resucitar

mostró el interés y la esperanza de Dios,

el cuidado y aprecio que tiene por el hombre.

Nunca ha cambiado, es siempre igual.

IV

El hilo principal de la obra de Dios

es que Él quiere profundamente al hombre

y se preocupa realmente por él.

Estos sentimientos no puede ignorar.

Lo que Jesús hizo después de resucitar

mostró el interés y la esperanza de Dios,

el cuidado y aprecio que tiene por el hombre.

Nunca ha cambiado, es siempre igual.

Adaptado de ‘La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo III’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior:El significado de la aparición de Jesús después de Su resurrección

Siguiente:Dios no tolera ninguna ofensa