84 Dios juzga y perfecciona al hombre con Sus palabras en los últimos días

Dios se encarnó en los últimos días para hablar,

para mostrarle al hombre lo que necesita y adonde debe entrar,

mostrarle los actos y la omnipotencia,

mostrarle Su maravilla y sabiduría.

Con las muchas formas en las que habla Dios,

el hombre ve la supremacía, así como la humildad de Dios,

y que Dios supremo puede hacerse el más pequeño.

Dios usa palabras y no milagros para perfeccionar al hombre.

Las palabras exponen, juzgan, castigan

y hacen perfecto al hombre en todo sentido.

En las palabras de Dios, el hombre ve Su hermosura y sabiduría,

el hombre entiende el carácter de Dios,

con Sus palabras, ve los hechos de Dios.

Las palabras de Dios se dicen desde perspectivas distintas,

tales como el Espíritu, el hombre y la tercera persona.

Con las palabras de Dios, el hombre ve Sus obras de formas distintas.

La obra de esta era es dar al hombre palabras para su vida.

Revela su naturaleza y corrupción,

elimina su conocimiento y cultura,

sus ideas feudales y nociones religiosas.

Se deben purificar con la palabra de Dios.

Dios usa palabras y no milagros para perfeccionar al hombre.

Las palabras exponen, juzgan, castigan

y hacen perfecto al hombre en todo sentido.

En las palabras de Dios, el hombre ve Su hermosura y sabiduría,

el hombre entiende el carácter de Dios,

con Sus palabras, ve los hechos de Dios.

La intención principal de Dios en los últimos días

es completar una etapa de Su obra

en la que la Palabra aparece en la carne.

Y esta es una parte del plan de gestión de Dios.

Y en los últimos días,

Dios juzga y perfecciona al hombre con Sus palabras.

En los últimos días,

Dios juzga y perfecciona al hombre con Sus palabras.

Adaptado de ‘Conocer la obra de Dios hoy’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 83 La verdadera historia de la obra de Dios en los últimos días

Siguiente: 85 El juicio de la palabra representa mejor la autoridad de Dios

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

1. Qué son la encarnación y su esencia

El significado de la encarnación es que Dios aparece en la carne, y viene a obrar con semejanza de carne en medio del hombre de Su creación. Por tanto, para que Dios se encarne, primero debe hacerse carne, con una humanidad normal; esto, como mínimo, debe hacerse realidad. De hecho, la implicación de la encarnación de Dios es que Él vive y obra en la carne, Dios se hace carne en Su misma esencia, se hace hombre.

Capítulo 26

A partir de todas las palabras pronunciadas por Dios se puede ver que el día de Dios se acerca más y más con cada día que pasa. Es como si...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp