290 Dios siempre ha cuidado del hombre

1 Miles de años han pasado y Tú has cuidado de la humanidad durante todo este tiempo. Después de años de vicisitudes, Tu determinación de salvar a la humanidad nunca ha cambiado. Una vez fuiste perseguido y crucificado; corrió Tu sangre para salvar a la humanidad. Pagaste el precio de la vida, redimiendo al hombre del pecado. Has vuelto entre los hombres durante los últimos días, hecho carne. Sufres con el hombre en el viento y la lluvia, pasando muchas noches en vela. Sudas sangre y trabajas hasta agotar Tu corazón, expresando miles y miles de palabras. Le otorgas preciosas verdades a la humanidad y conquistas el corazón de las masas.

2 Nos juzgas y nos castigas. Tu carácter justo genera reverencia en nuestro corazón. Tus palabras nos traen consuelo y ánimo; Tu compasión y tolerancia despiertan la mayor admiración en nosotros. Satanás nos ha corrompido profundamente; nuestro carácter arrogante y rebelde hace agonizar a Tu corazón. Hace mucho que perdimos toda semejanza de humanidad, hemos caído en el pecado como bestias. Tus palabras revelan y juzgan y nos permiten conocernos. Las dificultades, pruebas y adversidades han purificado nuestro carácter satánico. Tu juicio y tu castigo son amor; nos purifican y nos salvan. Hemos saboreado mucho de tu amor; te adoramos en nuestro corazón.

¡Oh, Dios! Día y noche te preocupas por nosotros; siempre a nuestro lado, guardándonos. Tú nos das la verdad y la vida y nos traes la salvación. Tu amor es el más precioso, el más puro; digno de las alabanzas de los hombres. Deseamos darte el amor de nuestro corazón; siempre daremos testimonio de Ti.

Anterior : 287 La voz del corazón de una criatura

Siguiente : 291 Buscando confidentes

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

Capítulo 35

¡Siete truenos salen del trono, hacen temblar el universo, vuelcan el cielo y la tierra y resuenan por los cielos! El sonido es tan...

Capítulo 38

Según los rasgos inherentes de la humanidad, es decir, el verdadero rostro de la humanidad, ser capaz de seguir adelante no ha sido, hasta...

¿Cómo se debe discernir la voz de Dios? ¿Cómo se puede confirmar que Dios Todopoderoso es de verdad el Señor Jesús que ha regresado?

Aquel que es la encarnación de Dios tendrá Su esencia, y aquel que es la encarnación de Dios tendrá Su expresión. Haciéndose carne, Dios traerá la obra que debe hacer, y haciéndose carne expresará lo que Él es; será, asimismo, capaz de traer la verdad al hombre, de concederle vida, y de mostrarle el camino. La carne que no contiene la esencia de Dios seguramente no es el Dios encarnado; de esto no hay duda.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro