288 Dios nos ama hasta el presente

1 Dios encarnado ha llegado entre la humanidad y, humilde y escondido, expresa la verdad, experimentando el sufrimiento humano en persona y probando todo el dulzor y la amargura de la vida mundana. Ha caminado entre las iglesias y ha pasado por incontables primaveras, veranos, otoños e inviernos. Sus palabras nos juzgan y nos purifican, nos salvan de Satanás. Solo ahora que hemos venido frente a frente con Cristo vemos que Dios es la verdad. Él ha llamado a nuestro corazón a despertar y ahora vemos cuán profundamente corruptos somos. Gracias a Su paciencia y tolerancia somos salvos. Experimentamos la grandeza de la salvación de Dios; Él es realmente digno de nuestro amor y alabanzas.

2 Para traer la salvación a la humanidad, Dios ha pasado por todo tipo de sufrimiento, derramando sangre, sudor y lágrimas. Las escenas del pasado son difíciles de olvidar, pero el amor de Dios a la humanidad es inconmensurable. En tiempos de debilidad, Dios me apoyó; cuando mi corazón estaba adolorido, Sus palabras me trajeron consuelo. Cuando era arrogante, Dios me castigó y me disciplinó; conduciéndome hasta hoy paso a paso. Muchas veces Dios ha juzgado majestuosamente y muchas veces nos ha podado y tratado, purificándonos de la corrupción para que pudiéramos vivir como debe hacerlo un verdadero ser humano. Hemos sufrido pruebas y tribulaciones y las palabras de Dios nos guían, esclarecen y nos dirigen, concediéndonos fe y fuerzas. Con Dios, hemos vencido a Satanás. Dios siempre ha estado con nosotros; ¿cómo podemos no cumplir con Sus expectativas? Tengo en cuenta las exhortaciones de Dios y me esforzaré al máximo para cumplir mi deber para consolar Su corazón, soportando voluntariamente todas las pruebas y el sufrimiento y dando un testimonio vibrante para glorificarlo. Aunque la senda de amar a Dios está llena de agujeros y trampas, puedo caer en la negatividad pero luego vuelvo a levantarme. No importa cuán grandes sean los contratiempos que pueda encontrar, ¡siempre amaré a Dios sin quejarme ni arrepentirme!

Anterior: 287 Somos testigos de Cristo de los últimos días

Siguiente: 289 Dios siempre ha cuidado del hombre

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

Conocer la obra de Dios hoy

Conocer la obra de Dios en estos tiempos es, mayormente, conocer cuál es el ministerio principal de Dios encarnado en los últimos días y...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp