1019 Dios crea un mañana más hermoso para la humanidad

Conferiría Mis preciosos frutos a esos agricultores de Canaán, que son celosos y acogen fervorosamente Mi regreso.

1 Conferiría Mis preciosos frutos a esos agricultores de Canaán, que son celosos y acogen fervorosamente Mi regreso. Solo deseo que los cielos duren toda la eternidad y, más aún, que el hombre no envejezca, que los cielos y el hombre reposen para siempre, y que esos “pinos y cipreses” imperecederos acompañen para siempre a Dios y que para siempre acompañen a los cielos al entrar juntos en la era ideal.

2 Otorgarle el destino de la humanidad, y dejarle al ser humano toda Mi riqueza, sembrar Mi vida entre los hombres, plantar la semilla de Mi vida en el campo de su corazón y dejarle recuerdos eternos. Solo puedo dejarle todo Mi amor a la humanidad, concederle todo lo que el hombre valora en Mí.

3 Ya le he otorgado Mi totalidad a la humanidad. Ya le he dejado toda Mi vida, y sin una palabra he trabajado duro, y he arado la hermosa tierra del amor para la humanidad. Nunca le he puesto exigencias equitativas al hombre ni he hecho nada más que someterme a sus disposiciones y crear un mañana más hermoso para la humanidad.

Adaptado de ‘La obra y la entrada (10)’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 1018 Los símbolos de la victoria de Dios

Siguiente: 1020 Todo el pueblo de Dios expresa sus sinceros sentimientos

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro