698 El juicio de Dios nos da la vida

Cada palabra de Dios golpea nuestro punto débil,

y eso nos entristece y asusta.

Él revela nuestros pensamientos y nociones,

Él revela nuestro carácter corrupto.

En todo lo que decimos y hacemos,

en nuestros pensamientos e ideas,

Sus palabras revelan nuestra naturaleza y esencia,

nos dejan temblando de miedo y vergüenza,

incapaces de mostrar nuestro rostro.

La gente común con carácter corrupto satánico,

somos aquellos que Dios predestinó antes de las eras,

somos los necesitados que Él sacó del muladar.

Negamos y condenamos a Dios,

pero ahora Él nos conquista.

Recibimos la vida y el camino de la vida eterna.

No importa dónde estemos, pase lo que pase,

no podemos abandonar la salvación de Dios Todopoderoso.

Él es nuestro Creador, nuestra única redención.

Él nos cuenta todo lo que no sabíamos

sobre nuestras intenciones y nuestro carácter corrupto.

Él nos cuenta todo sobre nuestros actos y objetivos.

Y nos sentimos totalmente expuestos y convencidos.

Él nos juzga por oponernos a Él,

castiga cómo lo blasfemamos y condenamos.

Él nos hace sentir despreciables a Sus ojos.

Somos como el mismo Satanás a Sus ojos.


Su juicio y Su castigo han provocado que apreciemos realmente el honor de Dios y la intolerancia de la ofensa del hombre,

comparado con lo cual somos demasiado bajos e impuros.

Su juicio y Su castigo nos han hecho darnos cuenta por primera vez lo arrogantes y pretenciosos que somos,

y cómo el hombre nunca será igual a Dios ni estará a la par de Dios.

Su juicio y Su castigo nos han hecho anhelar dejar de vivir en semejante carácter corrupto,

deshacernos de esta esencia-naturaleza tan pronto como sea posible, y dejar de ser viles y detestables para Él.

Su juicio y Su castigo nos han hecho sentir felices de obedecer Sus palabras,

dejar de rebelarnos contra Sus arreglos y disposiciones.

Su juicio y Su castigo nos han dado una vez más el deseo de sobrevivir,

y nos hicieron sentir felices de aceptarlo como nuestro Salvador…

La gente común con carácter corrupto satánico,

somos aquellos que Dios predestinó antes de las eras,

somos los necesitados que Él sacó del muladar.

Negamos y condenamos a Dios,

pero ahora Él nos conquista.

Recibimos la vida y el camino de la vida eterna.

No importa dónde estemos, pase lo que pase,

no podemos abandonar la salvación de Dios Todopoderoso.

Él es nuestro Creador, nuestra única redención.

El amor de Dios fluye como agua de manantial

y se nos da a ti y a mí, que buscamos la verdad

y esperamos la aparición de Dios, la aparición de Dios.

Así como la luna sigue al sol,

Dios continúa obrando.

Su obra se lleva a cabo en mí, en ti y en él,

y en aquellos que eligen seguir Sus pasos

y aceptar Su juicio y Su castigo.

Recibimos la vida y el camino de la vida eterna.

No importa dónde estemos, pase lo que pase,

no podemos abandonar la salvación de Dios Todopoderoso.

Él es nuestro Creador, nuestra única redención.

Él es nuestro Creador, nuestra única redención.

Él es nuestro Creador, nuestra única redención.


Adaptado de ‘Contemplando la aparición de Dios en Su juicio y Su castigo’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 697 Grandes son los beneficios de creer en el Dios práctico

Siguiente: 699 Ofrecemos a Dios el sacrificio más valioso

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro