App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

243 La salvación de Dios para el hombre es tan real

1 Tras recibir el juicio de las palabras de Cristo, mi corazón finalmente ha despertado. Veo lo profunda que es mi corrupción, que soy descendiente de Satanás. Si las palabras de Dios no me conquistasen, me sería tan difícil aceptar el juicio de Dios. Reflexiono sobre cómo mis actos y pensamientos rebosan de carácter satánico. Sólo buscaba prestigio y estatus, quería ejercer el poder de un rey. Vivía según conceptos y elucubraciones pero aún así imaginaba que poseía la verdad. Pensaba que podía recibir las bendiciones de Dios a cambio de trabajar duro y sufrir. Qué afortunado soy de que Dios me haya juzgado; sólo entonces me arrepentí de verdad.

2 Las severas palabras de Dios me atraviesan lo profundo del alma. Aunque sufro dolor, entiendo en mi corazón que las palabras de Dios son la verdad. Para ser honesto debo aceptar la verdad y aprender a obedecer a Dios. Si no acepto el juicio de la verdad, no soy digno de ser humano. Si aún me atrevo a desobedecer, ofenderé el carácter de Dios. Me opongo a Dios a propósito y pierdo la conciencia y el buen juicio; soy escoria de verdad. El juicio de Dios me hace arrepentirme y arrodillarme ante Él. El juicio y el castigo son la salvación de Dios y mi corazón alaba a Dios.

3 Tras recibir el juicio de las palabras de Dios, he entendido muchas verdades. Veo que la oscuridad y la maldad del mundo se deben a que Satanás tiene poder. El carácter satánico inclina a las personas a hacer el mal, pecar y oponerse a Dios. El hombre rebosa de carácter satánico, hace tiempo que ha perdido la semejanza de la humanidad. Sólo el juicio y el castigo de Dios pueden purificar y salvar a la humanidad. Que yo pueda aceptar el juicio de Dios se debe a Su gracia y elevación. Comer, beber y disfrutar de las palabras de Dios es la bendición más grande de mi vida. Veo que Dios es tan hermoso, alabaré a Dios y le daré las gracias por siempre.

Anterior:Un corazón fiel a Dios

Siguiente:Convertirse en un hombre nuevo para reconfortar el corazón de Dios