248 El amor sincero de Dios

Tantas veces me entristecí y lloré porque perdí prestigio.

Las pruebas revelaron que sólo me importaban mis expectativas de futuro,

y así la pena me sobrecogía.

Tantas veces fui obstinado y rebelde,

intentaba librarme del juicio de Dios y mi conciencia lo ignoraba.

Tantas veces me decidí a arrepentirme,

pero hice el mal a sabiendas y acepté el pecado.

Oh Dios, el juicio de Tus palabras descubre mi alma fea,

veo mi corrupción claramente

y no puedo esconder mi vergüenza.

Creí que ya no podía ser salvado,

pero Tus palabras despejaron mis dudas.

Tantas veces caí tentado por Satanás,

pero, en secreto, Tú me cuidabas y me protegías.

Tantas veces me opuse a Ti, equivocado,

pero siempre fuiste tolerante y paciente.

Nunca pensaste en cuántas veces transgredí

y me diste la oportunidad de arrepentirme.

Oh Dios, soy tan insignificante y mezquino,

pero siempre cuidas de mí.

¿Cómo podría ser digno de ser un humano

si no puedo devolverte Tu amor?

Al pasar por Tu juicio, pruebas y castigo,

finalmente sé lo que es Tu amor.

Aunque sufro el dolor del refinamiento,

se purifica mi corrupción.

Al practicar la verdad y obedecerte,

me siento tranquilo y en paz.

Temiéndote, rechazando el mal,

vivir según Tus palabras es la felicidad.

Oh Dios, Tu juicio es amor

y me ha permitido obtener Tu gran salvación.

He sentido Tu sincero amor y deseo amarte

y obedecerte por siempre.

Anterior: 247 Oh, Dios, mi corazón ya te pertenece

Siguiente: 249 Dios me ha dado mucho amor

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

La visión de la obra de Dios (3)

La primera vez que Dios se hizo carne fue a través de la concepción por el Espíritu Santo, y esto fue importante para la obra que pretendía...

Dios mismo, el único VII

Dios es la fuente de vida para todas las cosas (I)Un resumen de la autoridad, el carácter justo y la santidad de DiosCuando habéis...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp