159 Estás en mi corazón

I

Cuando estoy lejos de casa difundiendo el evangelio,

pienso en Ti y te oro a Ti.

Leyendo Tus palabras,

he aprendido a confiar más en Ti

y mi corazón se calma, oh.

Para dar testimonio de Ti, sufro tanto dolor,

y sé mejor aún qué hermoso eres.

Te seguiré y caminaré hasta el final.

Cuando cambies Tu forma,

felices te recibiremos, oh,

felices te recibiremos.

II

Son Tus palabras las que me nutren

y me dan una vida humana.

Pensando en Tu amor, mi corazón disfruta,

y todo mi cuerpo se fortalece, se fortalece.

Abandono todo y me sacrifico por Ti.

Eres Tú el que me exalta.

Te seguiré y caminaré hasta el final.

Cuando cambies Tu forma,

felices te recibiremos, oh,

felices te recibiremos, oh...

Te seguiré y caminaré hasta el final.

Cuando cambies Tu forma,

felices te recibiremos, oh,

felices te recibiremos.

III

Las adversidades y estar siempre en el camino

no me causan dolor, ya que Tú estás conmigo.

Aunque no puedo ver Tu rostro,

mi corazón te ama, y Tú estás en mi corazón.

Tu amor ya ha echado raíces en mi corazón

y siempre te seré leal.

Te seguiré y caminaré hasta el final.

Cuando cambies Tu forma,

felices te recibiremos, oh,

felices te recibiremos,

felices te recibiremos,

felices te recibiremos.

Anterior : 158 Mi determinación se fortalece con la persecución

Siguiente : 160 Seguir de cerca a Dios

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

¿Cómo la encarnación de Dios para la realización de Su obra de juicio pone fin a la era de la creencia de la humanidad en el Dios vago y a la era oscura del dominio de Satanás?

El hombre reconoce que el Dios al que buscó en tiempos pasados es ambiguo y sobrenatural. Lo que puede lograr este efecto no es la guía directa del Espíritu, mucho menos las enseñanzas de un cierto individuo, sino el Dios encarnado. Las concepciones del hombre se ponen al descubierto cuando el Dios encarnado hace de manera oficial Su obra, porque la normalidad y la realidad del Dios encarnado es la antítesis del Dios ambiguo y sobrenatural que hay en la imaginación del hombre.

El Reino Milenario ha llegado

¿Habéis visto qué obra cumplirá Dios en este grupo de personas? Dios dijo que incluso en el Reino Milenario las personas todavía deben...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro