Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

177 El regreso

1 Antes de que descendieses, yo estaba solo, llorando de dolor en la oscuridad. Antes de que descendieses, yo era arrogante y me esforzaba en la ciénaga del estercolero. Antes de que descendieses, yo era inmoral y mendigaba entre los demonios y las bestias. Antes de que descendieses, yo había vendido mi corazón al rey de los diablos, que me había pisoteado. En la desesperación, esperaba el regreso del Mesías, el Señor Jesús. Un relámpago vino del Este, vi que Tus palabras son la aparición de la luz verdadera. Oí Tu voz, regresé ante Tu trono y obtuve una nueva vida.

2 Tus palabras son como una espada afilada, enjuician y revelan mi naturaleza satánica. Tu esencia es santa, revela mi inmundicia atroz y ya no soy tan creído. Tu carácter es justo, incinera toda mi injusticia así que ya no lo resisto. Tu juicio es amor, purifica completamente mi carácter corrupto. Oh, Dios Todopoderoso, eres Tú el que nos salva de la oscuridad para vivir en la luz. Eres Cristo, el Salvador, Tus palabras son la verdad, el camino, la vida. Eres Tú el que obra para salvar a la humanidad, nos traes el camino de la vida eterna.

Tus palabras purifican mi corrupción, me traen al sendero de la luz en la vida. Oh, Dios Todopoderoso, Tu santidad y justicia se merecen la alabanza eterna de la humanidad. Creemos en Ti, te seguimos, damos testimonio por Ti, ese es nuestro deber obligado. Oh, Dios Todopoderoso, posees tanta hermosura, te amaremos y alabaremos por siempre.

Anterior:El amor sincero de Dios

Siguiente:He visto la hermosura de Dios