Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

71 Oh, mi amado, te estoy buscando

I

¿Dónde estás, mi amado?

¿Sabes cuánto te extraño?

Sin luz, mis días son duros, llenos de dolor.

En la oscuridad, te busco.

No me desespero, no pierdo la fe,

pero te busco con más fervor.

Anhelo que vuelvas a aparecer,

para que pueda ver Tu rostro.

Dios, mi amado más hermoso,

brillas como la luna.

Dios, mi amado, capturas mi corazón.

No amo a nadie más que a Ti.

Mi corazón te pertenece a Ti.

II

Has oído mi llamada,

golpeando a la puerta de mi corazón.

He oído Tu voz y he abierto la puerta,

bienvenido sea Tu retorno.

Lo que yo esperaba por años ha pasado,

las lágrimas se mezclan con la alegría.

Traes la verdad a la humanidad,

he visto aparecer la verdadera luz.

Dios, mi amado más hermoso,

brillas como la luna.

Dios, mi amado, capturas mi corazón.

No amo a nadie más que a Ti.

Mi corazón te pertenece a Ti.

III

Vivo en Tu familia,

asisto al banquete del Cordero.

Disfruto a diario Tus palabras,

mi corazón rebosa de felicidad.

Ojalá me lleves de la mano,

hazme veloz para correr detrás de Ti.

Anhelo que seamos íntimos,

y estar siempre junto a Ti.

Dios, mi amado más hermoso,

brillas como la luna.

Dios, mi amado, capturas mi corazón.

No amo a nadie más que a Ti.

Mi corazón te pertenece a Ti.

IV

Con Tu juicio y castigo,

veo Tu justicia y santidad.

Tus palabras me han purificado

y me han permitido renacer.

Das la verdad para ser mi vida,

he sentido Tu verdadero amor.

Te amaré, te serviré,

mi corazón siempre cerca de Ti.

Dios, mi amado más hermoso,

brillas como la luna.

Dios, mi amado, capturas mi corazón.

No amo a nadie más que a Ti.

Mi corazón te pertenece a Ti.

Oh, mi corazón te pertenece a Ti.

Anterior:Si no me hubiera salvado Dios

Siguiente:Mi amado, por favor, espérame